Barcelona pieces

Son felices. Amanece de nuevo, ya son más de las tres, para ellos comienza un nuevo día. Les encanta que les sorprenda en la cama, juntos, sintiendo el calor de su ciudad, de su Barcelona. Su ciudad que es su casa, la conocen desde hace tiempo. Pero, volvieron a descubrirla cuando decidieron compartir sus rincones, sus paredes, sus colores, sus baldosas, sus frios y miserias. Desde hace poco, pero muchos años ya, comparten sus vidas. Justo cuando dejaron de soñar, de planear, cuando ya no querían recordar, justo cuando se conocieron, comenzarón a estar presentes. ¿ o fue al revés?

Ella encontró un lugar que le gustó a él. Él fabricó la cama de su reina, ella se prometió que no volverían a pasar frio. Él se ocupó de procurar vino para regar su sonrisa,  no quería dejar de ver las escasas perlas que ella aún conserva. ¿La silla?, nadie recuerda ya como apareció. Pero, su casa no sería lo mismo sin ella.

Se saben en casa cuando cada noche se preguntan si apagaron la calefacción, si cerraron las persianas, si van a arreglar el viejo grifo que gotea o si por favor, de una vez van a llamar al técnico de la nevera… se sienten en casa cuando cada noche cada uno ve en los ojos del otro esa casa que cada uno siente que comparte con el otro. Y se sienten a salvo, porque saben que su casa siempre estará en esos ojos que nada más abrirse cada día, buscan los ojos del otro para recordarle que su casa siempre estará ahí. En el reflejo de sus ojos.

Hace días que ella se despierta antes que él. Pero, se hace la dormida, esperando sus:– buenos días, princesa, ¿qué quieres hoy para desayunar?- que lleva repitiéndole desde que se conocieron, hace poco, pero ya tantos años…

Se han acostumbrado tanto a su mundo, a su casa, a sus cosas, a sus ojos, que se han vuelto invisibles para el resto. Pero, de vez en cuando, algún transeúnte curioso y poco apresurado, descubre la chispa que les delata, el faro de sus ojos.

Amanece ya, cuando ella comienza a oir sus palabras, buenos días prin…. y son felices. ¿ por qué no?

Anuncios

2 comentarios en “Barcelona pieces

  1. Una gran fotografía depende del enfoque, un buen fotógrafo lo sabe. Y sólo unos pocos pueden poner poesía en su enfoque de imágenes como esa. Noraboa.
    “Bonjour princesse
    Toi qui va naitre
    dans ce monde incertain
    ouvre tes yeux”

  2. Me parece precioso la ternura con la que cuentas la crudeza de la fotografía. Sólo una persona con sensibilidad es capaz de escribir algo tan bonito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s