Momento Fanta

Verde, azul y un cielo gris que resaltaba tantas estrellas rojas. Llovió, y mucho, como debe ser, para ver en todo su esplendor la Magdalena: blanco mar rizado y verde esplendor. Eso es Cantabria, mucho más que playa y sol. Bajo la lluvia, se hizo corta la milla, fue una gozada compartir sonrisas, abrazos y zancadas.

Salimos tan cargados y positivos que no dudamos ni un instante. El Camello sola para nosotros. Improvisamos bañador, convencimos a Otto y disfrutamos de un baño de esos que te recuerdan porqué merece la pena cada día y que fácil es hacer de un momento, un día inolvidable.
Nos descubrió Jorge y como es de esas personas que no engaña, no dudó en aceptar nuestra invitación. Fue fantástico.
Nos dio las gracias por la idea y nosotros nos fuimos, los tres empapados, no solo de agua y arena, que también, sino de paz y felicidad. Life is so good, sobre todo para aquellos que se paran para verla. Cuando compartes un sueño, mi amor, das paso a una bella realidad. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s