Haciendo lo mismo: innovar

Esta mañana tuve el placer de asistir a esta charla:

Conferencia 1: Otra forma de hacer política en las sociedades abiertas.

Antonio Gutiérrez-Rubí. Asesor de comunicación y consultor político. Dentro del encuentro lohacemos2013

Comenzó el ponente exponiendo que en los partidos políticos solía haber falta de ideas, según él por una gran carencia de innovación en dichas organizaciones. Y para explicarlo, recurrió a una metáfora de granjas y selvas. Pues según él, las granjas no permiten el cambio porque están encaminadas y diseñadas para la producción y por eso inhiben el cambio. Por el contrario, son las selvas el súmmum de la innovación porque en ellas todo es abierto, conectado, libre, dinámico y adyacente.   No es más que una metáfora, pero creo que habría que discernir entre procesos y resultados en ambos ejemplos para poder saber de qué estamos hablando. Pues, la selva es un proceso en sí, no hay un resultado global, no más allá que la lucha por la supervivencia diaria.  En cambio toda la granja responde a un objetivo compartido. Y si lo aplicamos a este país, nuestro país, resulta que donde tenemos el problema es en que las granjas no son ni eficaces, ni eficientes en su producción y uno de los motivos es porque no contemplamos el cambio y la adaptación al mercado como un factor de crecimiento de las mismas.

Hasta aquí su discurso cuidado, bien presentado, manido y redundante sobre innovación era pulcro, dicharachero y jovial. Pero, chirrió cuando al responder que la innovación nunca era fatua, porque cambia siempre las formas de hacer, sentir, y compartir aunque no cambie o mejore el resultado, aseguro que estaba seguro que después de un año lo único que íbamos a recordar de su charla era un video simpático y de forzada alegoría que uso como introducción. Os confieso que estuvo a punto de convencerme, y si creo que el qué 9 personas toquen una guitarra puede ser más productivo que lo haga una por innovador…pero de lo que no me convence es de que si solo me acuerdo del video, sea por la calidad de este y  no por el demérito de la charla…

Y al final, es que innovación, emprendimiento, participación, y otros incipientes paradigmas verdes se han convertido en un modo de vida en sí y no en mejoras sociales que provoquen otros modos de hacer y vivir. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s