A fuego

Me resisto, me cuesta la idea de despedirnos, no soporto decirte adiós y no esperar respuesta. Pero, como te decía ayer, es imposible recordarte y no sentirse bien. Y ese es el gran legado que nos dejas, María.  Recordar, significa pasar de nuevo por el corazón y tu recuerdo pasa por nuestros corazones, tal y como viviste: a fuego.

A fuego, desde el instante cero, a fuego hasta el final. Así te recordaremos siempre y en cada uno de esos instantes claves de nuestras vidas, donde uno se hace lo que es. En esos  momentos,  te escucharé a mi lado, diciéndome aquello de: ” a fondo, Zalo, pisa a fondo y dalo todo por aprovechar tu oportunidad”.

Rodri con quién te sentiste perfecta, tus padres quiénes fueron todo para ti, Isabel a quién tenías que sentir cerca para recibir sus mimos y darla tu cariño y Emilio de quien se te llenaba la boca cada vez que le nombrabas, estoy seguro de que todos a pesar del frío de tu ausencia, a pesar del dolor de tu pérdida, todos sentirán calor y bienestar cada vez que te recuerden. Pues, no hay otra forma de sentirte María que con alegría en el corazón.

Descansa en paz Fiti, pues aunque no nos acostumbremos jamás a estar sin ti, nuestras vidas seguirán siendo mejores gracias a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s