La profesora y el cable

Seis de la tarde, estamos formando a profesoras de primer curso, profesoras de niños de 6 años. Hoy les presentamos una web www.contosparaconversar.com. Ellas han acudido solicitas como siempre, después de trabajar en una, dos o incluso tres escuelas. Además, han hecho algún tipo de recado para velar por su familia, e incluso y por fortuna algunas se traen a sus hijos o hijas a la formación. Todas están cansadas, algunas rendidas y más de una exhausta. Aun así hoy, antes de acabar el día van a tener dos horas de formación de una web que no les va quitar el sueño, ni el cansancio, ni reducir su carga de trabajo, pero como dijo una: “- esto nos va a ser muy útil, nos va ayudar”.

Entendemos que tienen realidades múltiples y variables, aunque son afortunadas pues aún no tienen repetidores, ni fracasados escolares, ni otros productos de la escuela que se producen al menos al año de escolaridad. Pero aún así, como sabemos de sus múltiples barreras les damos varias opciones para trabajar los contenidos de la web. Reciben en texto los cuentos de la web e indicaciones para trabajar con ellos, también los reciben en audio, les enseñamos a descargar los contenidos disponibles por si no pudiesen hacerlo online y por último les animamos a interactuar con la web.

Pero, hay dos clases de profesores y profesoras, los que quieren y los que no quieren tanto.

La profesora del cable se sentaba al fondo, y no se quitó el abrigo por si había oportunidad de irse antes, imagino. Colaboró y aportó en las conversaciones que surgieron, pero siempre como en un segundo plano, como si estuviese gustando de lo que vivía en contra de su voluntad…como si prefiriese estar en otro lado. Al final, cuando preguntamos si podíamos ayudarles en algo, volvió a participar:

“-pues podrías venir a mi colegio a llevarme la tele a mi aula, que doy clase en el segundo piso y la tele es muy grande y no tiene ruedas- me dijo”

“-puedes trabajar con los textos o con el audio- le comentó una compañera.”

“-ya, pero en texto es más aburrido y el radiocasete no lee bien los CDs- nos explicó ella”

“-Si no me equivoco tu escuela si que tiene red…- aventuré yo viendo el percal”

“-Si tiene y tengo ordenador-reconoció la profesora del cable”

“-Pues entonces…-decía cuando me interrumpió ella viéndome venir.

“-Ya pero proyector solo tenemos uno para todo el cole- sumó con aire triunfal”

“-Pero la lista de reservas funciona muy bien-aclaró otra compañera-. Te organizas, planificas y lo usas”

“-Ya -dijo ella con cara de poker-. Pero… ¿el cable?, el cable o no aparece o no funciona- añadió con menos energía…

Hay dos clases de profesores, los que quieren y los que no tanto. Hay quienes necesitan un cable y otros quienes nunca lo echan. Y también con quien es imposible, y no pasa nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s