Matias es nombre de perro

-Tiene mucha caja, pero aún así el corazón no le cabe en el pecho- sentenció el veterinario con cara de no tenerlas todas consigo. Pasaron dos meses y en ese tiempo, una vez atendido y mimado, se empeño en demostrar que podía con eso y con más, como hizo toda su vida perro, de buen perro. En estos dos últimos meses, volvió a caminar elegante cada vez más tranquilo, seguro y certero. Ya no era era cachorro y sabía mucho más por perro que por viejo. Estaba en plena madurez y disfrutaba de ello. Siempre Alfa, siempre único, siempre un buen perro. Perro fuerte, grande, negro y fiel. Este verano después de cuatro años volvimos a vernos, me oliste antes de llegar, ni silbar me hizo falta para que supieras con quién ibas a estar…perro bueno. Eras ya adulto, pero igual que siempre genio y figura. Siempre el primero, abriendo brecha. Mimoso, cariñoso y duro. Elegante, es lo que mejor te define, siempre estuviste a la altura del lugar y del momento…para abrir puertas, comerte quesos y jamones, birlar aceiteras, arrastrar troncos y palmeras y como no para perseguir gatos. Dormimos mucho en la furgo, no te gustaba el acento francés, y alucinaban en los hoteles cuando me decían aquello de cachorros están permitidos…difícil no estar feliz contigo cerca, imposible no quererte bien cerca. Pero, el veterinario no se fiaba, tú tampoco de él.  Acuérdate aquella primera vez que te llevé… te subiste al fogón, tiraste un saco de pienso de Ego al suelo y te le zampaste entero. Tan entero que cuando llegamos a casa no podias andar, perro bueno. Balones que te duraban un segundo, huesos de metro que devorabas en santiamén, viaje en Barco, isla, coche, escuela, Barcena, el Sardi…llevaste buena vida, perro bueno. Todavia te recuerdan en Tresviso y marcaste un hito por San Estaban, perro bueno siempre el primero. Nunca te escapabas de casa, y el día que me despedí de ti para irme a Alemania, lo hiciste. Perseguiste la furgo, tuve que parar, cogerte y llevarte de nuevo a casa. Perro bueno, esos pasos fueron de los más largos de mi vida. Perro bueno que tanto te quise y tan feliz me hiciste, a mí y a los que compartimos contigo. Matias siempre será nombre de perro y tu perro bueno que siempre serás del pueblo, ya no estás. El veterinario no se fiaba, y el mejor amo que pudo tener Matias, lo encontró esta mañana muerto, fulminado por un ataque a un corazón que no le cabía en el pecho. Matias, perro bueno que tanto te quisimos, descansa en paz. Aunque sonreímos por haberte conocido, no podemos dejar de lamentar tu pérdida, perro bueno de gran corazón.

Fue bueno hasta para morir-dijo el veterinario como epitafio…

Anuncios

2 comentarios en “Matias es nombre de perro

  1. Todos los perros como matias nos dejan una huella en nuestro corazon
    Momentos conpartdos y nos deja algo muy inporatante ke aun ke no estemos aveses con ellos ellos simpre estaran ahy para nosotros dando todo de ellos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s