Hoy, lo de siempre

Ayer vi el documental Blood in the Mobile , hoy empiezo Lilít y otros cuentos de Primo Levi y me pregunto si no habrá alguna vez otra respuesta que no sea la  reclamación de  una supuesta supremacía para justificar el provecho que obtienen unos sobre otros. Poco puedo hablar del libro que de momento, pues no es más que algunas páginas, más sobre el documental que incide en la indiferencia más que en la ignorancia. Pues, prueba lo que todos ya sabemos, pero preferimos no reconocer. El director se propuso algo tan simple como llegar al corazón del meollo para recoger en una pasada aquello que ya sabemos, pero preferimos no reconocer. Y no nos gusta ver.

Aún ahora después de conocerlo, muchos prefieren no saberlo,  pero hay cosas en la vida que después de verlas o vivirlas te tocan para siempre. Ya que podrás actuar con indiferencia pero yo al igual que  Lee Alan Dugatkin, creo que es sentir o vivir nunca es indiferente. Otra cosa, es que decidas vivir mirando a las sombras en vez de al fuego. Esa es tu decisión.

Varias veces y voceros nos han recomendado como primer paso hacía una convivencia intercultural el reconocer la desigualdad en todas las esferas y el dar la luz a las sombras que Galeano llama Nadies. quiénes están más cerca de lo que creemos.

Por ello, hoy es motivo de orgullo el celebrar la decisión del Gobierno Vasco de reconocer como a todos de casa, o que la casa es de todos y que por ello, somos todos lo que vamos primero. Eructar que hay primeros y segundos es el primer peligroso paso para crear una realidad como la que describen tanto Primo Levi como el documental que hoy os recomiendo. Designar a unos de primera  ya otros de segunda, es justificar la discriminación, y la supremacía de unos sobre otros. Además de poco ético o amoral, quizás sea ilegal. Pero, lo que si es evidente es que vomitar semejante atrocidad es un ataque a cualquier cohesión social. Y esto no creo que se haga por ignorancia, ni por indiferencia, sino porque en un mundo fragmentado los pocos que tienen mucho, se sienten más legitimados. Ya sabéis, divide  y vencerás.  Por ello, hoy más que nunca, el entender que losnuevosvecinos vivimos conectados, es la única posibilidad de triunfo.

“Nadie habría podido amar, ni odiar…”comienza Levi, hemos conocido varios amores y odios para saber quién es quién. Ahora que sabemos, no podemos permanecer indiferentes, pues entonces seremos más cómplices, que testigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s