¿podemos o debemos hacer algo, maestr@s?

Buenas noches compañeros,

Hace ya años, en el Instituto Javier Orbe Cano recibí la mayor lección de mi vida. No acabé COU, pero dos profesores me hicieron sentir lo que significa ser ciudadano. Después de dos años de periplo por la FP, llegué a la universidad con ganas de encontrar debate y activación ciudadana. Con ganas de ser y hacerme útil para mi comunidad. Aún recuerdo mi decepción al comprobar que poco se diferenciaban nuestros pasillos de los de la academia donde conseguí el acceso a la facultad.

Hoy os escribo para preguntaros: ¿podemos hacer algo? o mejor incluso ¿debemos?

Ayer varios alumnos, que podrían ser los nuestros, eran reprimidos duramente en Valencia, hoy anuncian que “recortan” a varios compañeros en centros de toda Cantabria, y que a otros les derogan sus privilegios alcanzados, hace ya más de un año entregaron parte de nuestro salario a otros fines,…¿qué será lo próximo? No lo sé, pero lo que si creo es que nuestra respuesta debe ser otra. O quizás me equivoque y no tengamos nada que decir….

A muchos de vosotros os he oído quejaros, indignaros, preguntaros sobre qué podemos hacer; otros me habéis hecho reflexionar el porqué ser maestro; algunas de vuestras palabras, que azuzaban mi responsabilidad social, me hicieron soñar con una cultura, una democracia y una escuela para todos y de todos; en algunas de vuestras clases comprendí  lo que espera un ciudadano de un maestro como el que vosotros describís cuando enseñáis; algunos decís que de mayores no vais a ser como os vaticina la ANECA; otros luchasteis por derechos que ahora son reformados; otros disfrutamos de derechos que dimos por nuestros sin saber que habían sido previamente conquistados… ahora me pregunto, ¿todo eso para qué si ahora callamos?

Hace no mucho, quizás alguno lo vivió, la universidad era cuerda vocal ante las injusticias, ahora ya no somos ni altavoz, ni eco siquiera. ¿será que de verdad, no tenemos nada que decir? ¿Quizás sean nuestros alumnos reflejo de sus profesores?

Yo creo que ya debimos decir algo antes, cuando las plazas jugaron a ser ágoras. Y como sigo creyendo en vuestras palabras, las que compartís y las que enseñasteis en vuestras lecciones, os pregunto: ¿podemos hacer algo? o mejor incluso ¿debemos?

Me cuesta resignarme y aceptar que nada podemos hacer, me siento violento e incoherente para entrar a mi aula e impartir doctrina como si nada afuera nos afectase….como siempre que me acechan las dudas, me gustaría oíros.

Motivos tenemos para parar mañana 10 minutos a las 12 horas en la puerta de entrada. Pero, ¿es eso lo que debemos hacer?

¿servirá esto para algo?

En abril del 2007,  con uno de sus mejores Stradivarius, Joshua Bell amenizó durante 43 minutos a los transeúntes de una parada del metro de Washington. Solamente una persona se paró a escucharlo durante más de 30 segundos. Puede ser que no podamos o debamos hacer nada, pero también puede ser que como dijo Lenon la vida sea eso que pasa mientras estamos ocupados en hacer otras cosas. Y si podemos o debemos y  en cambio renunciamos, ¿para qué continuar?

Encantado de escucharos, buenas noches compañeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s