De postre una de provincias, hasta pronto Argentina.

Si el menú de este viaje en Buenos Aires fue exquisito, el postre fue dulce de leche. Despedí Argentina desde la provincia, allá donde no llegan los porteños. En Temperly, disfruté de vivir en familia con argentinos. Argentinos hijos de inmigrantes, que siguen en los remos desde donde tuvieron que reinventarse dos veces, que gustan de bailar en boliches y que al segundo de sentirte cercano “dejás” de ser Gonzalo y pasas a ser “Gonci” o “Gonza” para los más comedidos. También, así me llamaron en CLAYSS y SES, y así me sentí.

Cambió el lugar, se acabó la capital sin dar ningún descanso, desde Avellaneda a Temperly, sin interrupción se derrama la capital por los anillos conourbanos. Cada vez menos porteños, menos cajetillas, menos compadritos. Siguen los deliverys, y entramos en el reino de las combos y remix. Respuestas populares al derrumbe del estado que permiten a las personas seguir laburando, dejoda, dequeseyo y porahís, remando al fin y al cabo.

Las personas cambian, también las caras, los colores, ritmos y aspectos. “¿Son todos argentinos?” pregunté extrañado. Entendí porque Tévez es el indio y que no está solo. Argentina no es Buenos Aires, La Matanza es el clamor del país, a quien vota La Matanza, le eligen presidente. Buenos Aires está llena de argentinos que se mezclan con porteños y bonaerenses. El BSCH publicita en Ezeiza que diariamente más de doscientas mil personas en el mundo abandonan sus pueblos para vivir en ciudades. Ellos dicen abrir un mundo de posibilidades. Yo he visto a miles de esos cientos consumir sus vidas en villas, favelas, parques y semáforos. Si, con la ayuda de BSCH, of course. Víctimas, que no culpables.

Me gusta la diversidad de actividades que hacen los pibes acá después de la escuela. Desde mil y un tipos de baile, no solo Tango y folklore, a varias modalidades deportivas. Quien lo puede pagar claro, el resto tiene fútbol. Me gustan las escuelas públicas que manifiestan su orgullo en sus paredes. Me gustan los nombres laicos de las escuelas. Gusté de oír como me contaron aquellos que apostaron por formarse durante el corralito, salieron adelante gracias a lo que estudiaron. Me gusta creer, y más sentir, que la educación hace de nosotros un mejor mundo. Por eso, me sorprende que Buenos Aires no sea una arcadia, pues está llena de librerías que presumen de Borges, principitos, Mafaldas, Machado, Sábato, Benedetti, Freire,….¿Se pueden leer estos libros y no ser mejor persona? Ya sé, Alberto, ya sé, los imponderables condicionan nuestros actos. Obvio, Karl, lo que hacemos precede a lo que pensamos.

Me invitaron a un boliche, provincia pura buscando joda, más ritmo que color. Mil y una tribus unidas por un credo: el baile.Todos argentinos, cada uno de una casa. Sufrí de nuevo una megáfonía digna de Videla, mucha bachata, poca samba y nada de tango. No me gustan como bailan aquí, lo hacen bien, o muy bien incluso. Pero los que bailan, bailan para fuera, son bailes centrípetos que buscan que les mires. Gestos raros, posturas forzadas insinuaciones varias. Cuyo único objetivo es atraer miradas. A mi me encandila el baile cuando quien lo baila se funde en el movimiento. Eso es puro Tango. Pero, vivimos en mundos panógticos, y nada vale si los otros no te miran. Captadores de seguidores somos, my friend. Se acabo el baile en pareja.
Me gustó saber de Lecop y Patacones, ¿Podrías imaginar que de un día para otro tu dinero no vale nada? ¿ Qué se inventan monedas que no valen en el barrio de al lado? El viejo Henry lo dijo hace mucho, si la gente supiera como funciona el sistema….¿Educamos para saber?

Me sorprende esta Argentina, donde me parece hay pocos espejos y menos modistos. Si claro, la excepción la tienda Oliva en Callao 800. Aunque quizás me equivoque y resulta que el invierno no cae bien por estas latitudes. No lloraré por ti, pero te volveré a pasar por el corazón siempre que piense que vivimos en un mundo lleno de gente buena.

Anuncios

Un comentario en “De postre una de provincias, hasta pronto Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s