Paso,paso, contrapaso y cunita…

De atrás a adelante, pasado el umbral del día siguiente, acabé la noche con un taxista taciturno que gastaba menos en palabras que yo en propinas. Venía yo calentito tras mi primera milonga, así que al final le encontré el tema: política. Olía a montonero y poco le faltó para despedirme con el himno.
Vibré con mis primeros pasos de tango, dos de inicio, tres corto, cuarto largo, cinco junto y seis de izquierda…desde fuera me parecía feo el tango de complejo. Desde dentro, me gustó más que ningún otro baile, se sintió cómoda mi arritmia. El lugar elegido fue espectacular, una milonga recuperada de un frigorífico de carne, decorada por singulares artistas y repleta de gente joven bienvenida y “bienhallada”. La catedral de nombre, Sarmiento la calle, mucho corazón en el ambiente. ¿Cuánto? Pues, al menos unos 3 metros por 2 de corazón surrealista que colgaba del techo…
La tarde comenzó con la invitación de Nieves a comer en compañía de Kayla, una de esas yankees que no son como las que salen en las películas: la gusta andar, Sudamérica también y huye de tópicos imperialistas. Nieves nos puso en 30 minutos al corriente de los avatares de Buenos Aires en los últimos 30 años: de los milicos al corralito pasando por Peronistas y montoneros. Un placer escucharla, un lujo conocerla, pues es nacida y crecida, bonarense con deje catalán y corazón internacional. Segunda carne argentina, ricas costillas.
Bajamos por Rivadeva, cruzamos hasta Callao y decidimos bajar a la avenida más ancha del mundo para desde allí explorar Recoleta.
París también está en Buenos Aires. Lujo, glamour, tiendas de marcas francesas, en fin, nada nuevo, mas aquí contrasta. Me da a mi que Vouiton se siente igual de cómodo en cualquier latitud. Aquí tiene un barrio a su medida. Centro cultural con interesantes fotos de todas y cada una de las razas y culturas de Buenos Aires y una interesante pintora Cecilia Duhan que presentaba sus pinturamas. Nos colamos en su inauguración un ratito y nos fuimos entre petulantes e insoportables levedades del ser, ser artista digo. A cementerio cerrado buenas son tortas, que aquí son dulces, merendando se nos acabó la tarde.
Un fogonazo, estábamos en la pastelería, apareció una sombra, borracho, despeinado, sin faz…golpeó el escaparate y preguntó la hora, a gritos, por gestos. Bastante le importaba, imagino que solo quería recordarnos que afuera hay frío, que el hambre no te lleva al mostrador, que da igual la hora para esos hombres, mujeres y niños, que pueblan las ciudades como esta, sin orientación y destino más allá que el que deparen los imponderables.

Madrugo, llueve, me avisa el conserje, le miro cómplice. ” yo soy de la tierra de las galernas”- le digo mientras salgo a la calle-” voy y vuelvo” añadí antes de enfrentarme a la lluvia. No llegué al final de la calle y regresé como atún del norte. ¿Bonito? No, calado. “Madre mía como cae aquí” reconocía mi expresión derrotista de vuelta, no fueron más de quince pasos.” Llueve,¿verdad?”-inquirió triunfal con acento bonarense el conserje. Taxi al MANBA, genial conductor. Curtido, más de 40 años de profesión, de palique rápido, de historias por contar, hablamos y me da consejos y recomendaciones. ” no es usted hombre parado, ¿Verdad?” – me pregunta- ” hace bien”-se responde- ” en esta vida hay que llamar para que puedan abrirte”- me aconseja.
10h de la mañana museo cerrado, no abre hasta las 12h y yo tengo una cita a las 13h a unas 50 cuadras de distancia. Tomo un mate cocido en un coffee del museo, hecho para gentes del mundo, de business, que les da igual donde estén, si la decoración es moderna y el servicio lleva uniforme. No quiero estar más aquí. Si,llueve, que más da. Me doy un lujo, subo andando por todo Palermo, parando entre chaparrón, aguacero y granizada. Un lujo esto de poder pararse hasta que pare la lluvia. No me importa el tiempo, vivo el momento. Soy feliz, paso el zoo, el jardín japonés, esquivando charcos, paseadores de perros ( llevan más de ocho cogiéndoles y dejándoles de portal en portal) y preguntando a los sorprendidos porteros. No es normal un español fotografiando bajo la lluvia por estas calles. Muy amables casi todos, con parientes en España.
“mi tía es portera en Toledo”- me dice uno-” vivo aquí yo, cualquier cosa ven a decirme, por favor”. De gratuita que fue su oferta, estoy seguro que fue totalmente sincero. Le di la mano y continué la ruta, buen día y buena suerte amigo. Es un gusto dar la mano con sinceridad a un desconocido.

Cambia la ciudad, el barrio pierde lustre y gana en vida y humanidad. Estoy cerca ya, no me he mojado mucho, dejé hace tiempo Cordoba atrás. Estoy cansado, voy justo de tiempo, no queda nada, no voy a coger taxi. De repente, amenaza el día con más lluvia, esta vez de verdad. Perdón, no es el día es la noche, algo extraño está ocurriendo, mi experiencia no alcanza a conocer… Desaparece el cielo, en 20 segundos pasa todo un día. Me quedo perplejo, siento desasosiego, ¿Es esto normal?. Es de noche a las…pregunto la hora…12.35 de la mañana. Me rindo, paro un taxi, busco refugio. El taxista no me da bola, si, si esto es normal, cuando llueve oscurece. “Pero no así, animal”- le digo. A él no le importa, su blackberry tiene luz para estos casos. Las pantallas separan de la realidad a algunos, sobre todo aquellos que no ven, ¿Verdad, mi principito?. Sigo yo a lo mío, de noche en el día, comienza a granizar cuando llego a CLAYSS. Se acabó esta mañana de alba y cenit.

Anuncios

Un comentario en “Paso,paso, contrapaso y cunita…

  1. Mi esposa y yo nos conocemos BA lloviendo, y lis intentos de ir al MBA hasta conseguirlo y las milongas en la calle y los asados de “tira la vaca” y otras lindezas de Puerto Madero y andar sin rumbo a la descubierta… me encanta Buenos Aires y los bonaerenses… Siento nostalgia de las iniciativas de SES Y de CLAYSS y de los amigos y amigas de ahí . Quizá el año que viene vuelva… Y me reencuentre con esa ciudad, ese pais y esas personas que nos resultan entrañables… Recuerdos para todos… A mi esposa y a mi nos encantan tus comentarios del blog… Quizá es porque nuestro hijo tiene la misma edad que tu pero sobre todo porque describes la realidad de una manera viva …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s