Noruega suma y sigue

Cada vez ocupa menos espacio en las portadas Noruega. Es normal, la fuerza de cada eco siempre es menor que el anterior. Me preocupa mucho más dónde se pone el énfasis, muy a mi pesar, muy lejos de su epicentro. Que si el agua estaba a dos grados, que si hubo gente escondida debajo de cadáveres, que si la policía tardo mucho en llegar, que si va a ver investigaciones, cuerpos especiales, nuevos helicópteros,…

Parches de todos los colores y tamaños, pero ¿quién pone el cascabel al gato? ¿Por qué el asesino pudo llevar a cabo su masacre? No fue por el agua, ni la isla, ni por los barcos. Fue porque tenía unas ideas, un discurso, un libro incluso, que le justificaban llevar a cabo tan despiadada y cobarde matanza. Y porque tuvo medios para matar. Pudo disponer libremente de cuantas armas, uniformes y mil y un complementos más necesito para ser tan letal.

De esto no último no hablaré mucho, pues nadie me podrá negar que las armas se fabrican para matar personas, que un simple click de gatillo puede segar la vida de varias personas, y que mueren muchos más inocentes pasto de las balas que culpables.  Dos ejemplos muy cercanos, para evidenciar lo que digo: dos en Bilbao, (uno y dos) y otro en Madrid. Por fortuna, para no caer en disculpas ni perogrulladas fáciles,  en ambos los implicados no eran ni extranjeros, ni terroristas. Eran de los nuestros, civilizadas personas occidentales, incluso salvaguardas de nuestra seguridad, eran de los buenos se suponía. Bueno de uno, ya se encarga de dejar bien claro la prensa que era homosexual.  No sé que pesará más a la hora de decidir matar a alguien, si ser gay, español o Guardia Civil. Si sé cuál de los tres caracteres  te faculta para llevar un arma.

Esta vez, para variar, tengo claras las preguntas y las respuestas. ¿Tú? ¿Por qué nadie ha cuestionado la venta de armas y  su tráfico tras el asesinato de Noruega? ¿Es civilizado, ciudadano o democrático el tener que ir armados? ¿Tendrían que tener responsabilidades las personas que se lucran vendiendo armas en los delitos que con estas se cometen? ¿Habría menos delincuencia si hubiese menos armas?

Respecto a las ideas, ya avisé que es muy fácil juzgar de demente, loco o trastornado al asesino. Pero, ¿y sus ideas? ¿Se pueden juzgar también?, ¿Se pueden aceptar? ¿O son también ideas de locos, dementes, trastornados o asesinos? El taxista del pueblo del ruin y ventajista asesino se lamentaba de que hubiese matado a noruegos y blancos. Se preguntaba porque no mato a musulmanes y negros que eran a quienes decía odiar. Podría ser presuntuoso y responderle, pero prefiero preguntarle: ¿Quién controla el odio? ¿Responde el odio a alguna razón, a algún motivo justificado?  Blancos, rubios, bajos, mujeres, liberales, todos quienes no piensan como ellos, pueden ser considerados enemigos. ¿Quién te dice que el próximo enemigo no puedas ser tú, señor taxista? Orgulloso continúo dándole a la tecla, pues ninguna de mis convicciones puede reflejarse en los actos, sentimientos, ideales y esperanzas que permitieron a un loco matar a tantos. Tantos que ya no son nada, pero cuyas ideas aún permanecen y nunca podrán ser borradas por muchos locos que hay.

Noticias como estás aunque se digan en clave de humor, maldita su gracia, no creo que beneficien en nada nuestra convivencia cotidiana. En cambio, si las veo más cercanas a justificar actos tan crueles y horrendos como el que aquí nos ocupa.

Vivimos en un mundo donde cualquier idiota con mala fe y ganas de notoriedad puede recibir audiencia. No hay más con amenazar con quemar un libro sagrado en vivo y directo (más pena me daría ver arder cien años de soledad que es más cierto, divertido y sabio)  para generar tensiones internacionales que pueden causar actos locales. ¿No será mejor mientras vamos todos civilizándonos un poco más, ser cautos y no usar los medios para espolear y agudizar las mentes más frágiles y los corazones más cobardes? Quizás, yo por si acabo intentaré no hacerlo. Lo que si tengo claro es que mientras vamos siendo más sabios y humanos, es mejor que tengamos las menos armas posibles. Porque ya se sabe con locos e idiotas no se puede ir a ningún lado, y menos si están armados. Y cómo locos e idiotas va a ver siempre, que al menos sean lo más inofensivos posible.

Laila tov.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s