Una pecera para ser feliz

“Cuantas más opciones tenemos, es más factible que tengamos mayor probabilidad de insatisfacción” explicaba el otro día Barry Schwartz. ¿Suena paradójico, verdad? Tanto, que de hecho su teoría se llama así: la paradoja de la elección. Voy a tratar de explicárselo.

Parálisis, primer efecto. Cuando tenemos que tomar una decisión sobre algo importante, a medida que aumentan las posibilidades de elección, es más factible que nos paralicemos y no tomemos ninguna. Hoy fui con una amiga a tomar un helado, casi cincuenta sabores para escoger multiplicados por dos, ya que se pueden combinar. ¿Resultado?, ella acabo escogiendo el mismo helado que yo. Pues, no sabía cual elegir. Yo siempre pido Tiramisú y otro más, de esa forma garantizo el 50% del éxito. Otro ejemplo, el comprar un coche se suele alargar día tras día pues, hay tanta variedad para escoger, que es imposible estudiar para poder decidir cuál es el mejor. Así que al final, seleccionamos uno de forma irracional, después de haber estado días sin tomar la decisión. Esta parálisis ante la gran oferta lo comprobó Barry Schwartz cuando varios obreros eran incapaces de elegir una entre las cincuenta ofertas que les dieron para sus fondos de pensiones. Día tras día posponían la elección, pues no sabían cuál era la mejor y con ello perdían dinero.  Algunos de ustedes, ¿ ha cambiado de tarifa de móvil? ¿ y de compañía?. Yo comparto la teoría, ¿ no sé ustedes?…

Insatisfacción, segundo efecto. Cuando tenemos tantas opciones para elegir y al final solo elegimos una de ellas, es muy probable que esta no nos acabe satisfaciendo. Siempre encontraremos algo de ella que no nos guste del todo, y pensaremos que alguna de las otras opciones era mejor. Hay tantas y tan buenas, que ¡cómo va a ser la que yo tengo la mejor!.  Quizás, no era tan buena como yo había pensado. O sí lo era pero, una de las otras además, hace no sé qué o tiene otros colores…¿alguien de ustedes no compró algo y luego fue a descambiarlo por otra cosa muy parecida? ¿ o no compró al final dos cosas en vez de una que era la que buscaba?. Es decir, escojamos la que escojamos no va a producir la satisfacción suficiente para paliar toda la insatisfacción que produce no tener el resto.

En este último efecto se basa nuestro sistema para fomentar el consumo. Si los consumidores se sienten insatisfechos con lo que tienen, volverán a comprar. En un primer momento podríamos pensar que por eso baja la calidad de los productos, para dejarnos insatisfechos. Pero, la verdad es que da igual la calidad, si el mercado ofrece más productos, al final nos creara insatisfacción lo que no tenemos. ¿nunca alguno de ustedes compró algo nuevo y le resulto ser peor que lo anterior? ¿para qué actualizamos muchas cosas si seguimos utilizándolas como siempre?

Para  intentar ser felices y no sucumbir a estos efectos Barry Schwartz recomienda primero no hacerse culpables de la insatisfacción. Nuestro sistema genera individuos insatisfechos. La depresión será en 2020 la segunda causa de enfermedad en el mundo. Imagino que el hambre la primera. La depresión es una enfermedad producto de las civilizaciones occidentales, el hambre también, pero se crea aquí y se padece allí.

Alexis de Tocqueville, padre del liberalismo, dijo de su viaje a EEUU en 1830: “Veo una muchedumbre innombrable de hombres semejantes e iguales que giran sin reposo sobre sí mismos para preocuparse pequeños y vulgares placeres con los que saciar su alma”. Ya hoy, Josep Ramoneda asegura que la necesidad de consumir dirige nuestras pulsiones.

Entonces, ¿ Qué hacer? Barry Schwartz aconseja que debemos construirnos peceras. Peceras donde dispongamos lo suficiente para poder elegir, pero donde seamos nosotros quienes decidamos las posibilidades que hay. Y que el resto lo veamos como fuera de nuestro alcance, fuera de foco y así estaremos fuera de peligro.

Buena suerte y elijan, no se culpen y no se engañen, hay que disfrutar de lo que tenemos. ¿De lo otro? También, pero solo si viene, si no, no existe.

Machts Gut

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s