Otro momento

Fuimos a dar un paseo por Liérganes. Pueblo paraíso siempre cercano, donde perderse y distanciarse es inevitable…su belleza, su río, su leyenda y sus repechos.

El día acompañaba, finales de Agosto, bochorno, nubes, claros y luz. Un paseo provistos de helados, dulces, cámara y ganas de paréntesis. Desfilamos por el río frente a las terrazas de churros y chocolate, caliente aún en Agosto.

Buscaba yo la estela del hombre-pez, vigilabas tú mi cámara. Paso a paso nos topamos con el puente. Puente que se enorgullece de abrazar a tan nombrado río, que sin ser grande ni profundo, ni caudaloso tiene tal encanto que ya atrapó a algún hombre.

Estábamos tú y yo, el río y el puente. Los turistas solo contemplan, nunca participan. Bajé del puente para saludar, le di la mano al río y el quiso abrazarme. -“Como me gustaría bañarme” -pensé con sinceridad infantil. Siete de la tarde, queda poco para entrenar, no tienes bañador, ni toalla, los turistas te miran divertidos, no es momento, ni lugar.

Es verano, el pozo es transparente, comienza a llover, y quiero seguir dando pasos. -“¿Cuándo podrás bañarte de nuevo aquí?”- Oí que me decía yo a mí.

-“La vida son momentos”- me decía Borges mirándome como cuando se mira a alguien que sabes que ha elegido bien y sabes que va a ser feliz antes que él. Cómo cuando regalas algo que sabes va a ilusionar, cuando dejas una nota con el único motivo de alegrar…

Estaba ya casi desnudo. Mientras agradecía a Borges su consejo, la familia de turistas me miraba, con recato ella, incómodo él, curiosos y divertidos los niños.

-“¿ Se va a bañar, papá?”- preguntaba impaciente el niño. -“Si, si ”- contestaba nerviosa su hermana. El padre más incómodo optó por dar la espalda a la realidad. Ya saben… río que no se ve, chapuzón que no se siente.


Me sentí solo, completo, sereno y pleno: yo y mi río: Comenzaba a llover y fui aún más feliz. Estaba fresca, limpia y mansa. Deseé tener escamas para nadar una y otra vez en ti. Pero no me atrapaste, fui yo quien fue feliz, fui yo quien se despojó y disfruto un momento que hizo más grande y feliz mi vida. Todo suma, brazada a brazada se forma una digna estela.

Un momento más para lo único que podernos hacer, elegir. Y al final ser feliz o no, depende de nosotros. ¿ Y las circunstancias?, siempre se pueden interpretar…

Hasta la vista Kamra

P.S. Allí estabas tú para que pudiera ser…

Anuncios

3 comentarios en “Otro momento

  1. Según iba leyendo iba pensando… ponle de comentario que se bañe en el rio!!!!!!!!!! y siiii al final lo hiciste. y lo mejor es lo que quieres transmitir… ni mas ni menos que una vida feliz, una vida que te hace sentir que lo que estas haciendo merece la pena, esa la suma de estos pequeños momentos que los contruye uno mismo y las circustancias.

    y con humor e ilusión… las circustancias siempre estarán de acuerdo!

  2. Siempre te ha gustado el exhibicionismo. Que por otro lado es una forma expresar la libertad. Y como no en un lugar con un encanto especial que es Liérganes. Perfecto

  3. la vida es aquello que te va sucediendo mientras tu te empeñas en hacer otros planes dijo el sabio John de apellido Lennon en este caso nose si el baño te empeñastes o es que te va sucediendo…

    jau

    un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s