Por debajo del límite

 

dscf5859dscf58371

Cada sitio tiene sus cosas. Nunca vi llover como lo hacía en Brasil. Me recordó a Perú, pero no era igual. Todo es relativo, el frio y calor también. Aquí hace frio Don Alfredo.

Llevamos toda la semana bajo cero. Hoy hemos alcanzado el techo, o mejor dicho el suelo. Escribo a 20 bajo cero. Esta noche llegaremos a los 30. Bajo cero claro, más no se siente. Así que da igual.

Nieve, hielo y viento durante toda la semana. La nieve es polvo, fría, suave, no se derrite. Me gusta. El hielo está en todas partes, tampoco se derrite. El viento es frio, gélido, canadiense dicen. Allí necesitan gafas para salir a la calle en invierno, hoy experimente el porqué.

dscf5844

El viento juega con la nieve, te ciega con ella, la acumula donde menos te lo espera, forma caprichosas formas, todas armoniosas. Conduces, ves, no ves, ahora nieve en el aire, vaya un claro, mira un ciervo en la carretera, frenas, hielo, cambias de trayectoria y no pasa nada, volver a empezar. Es muy divertido.

“Extreme cold can be dangerous” dicen los voceros meteorológicos “for outdoor activities” mejor estar en casa. Pero, ¿y el sol? ¿Y el cielo? ¿y las paredes?

Las clases se han retrasado dos horas. No está el horno como para sacar bollos a las seis de la mañana.

 Salí de casa a las siete, siempre contra corriente, en coche. Regresé y volví a salir a las nueve y media andando, armado con la cámara. Abrigado, pero no forrado. Gran error. Me engaño el cielo, azul pálido, casi blanco, impoluto. Y un sol de luz blanca, que solo ilumina. Amanece que no es poco.

dscf5851

 Refrendé mi fama de excéntrico. Fui lo único vivo que hubo en la calle. Mis compañeros y eras me miraban desde sus coches pensando con cara de Obelix  “estos de Bárcena están locos”, no acepte el drive y me arrepentí. Justamente cuando empecé a notar que al respirar se formaba hielo dentro de mi nariz. Cuando empecé a tener dificultades para soportar el dolor de mis manos que luchaban por maniobrar en mi cámara. Deje mis mejores guantes, mi bufanda y mi máscara en casa…la ignorancia…mata. Cuando mi cara se tensaba, mis ojos lloraban y la cabeza dolía. Hay me di cuenta lo débiles que somos. Ayer vi vacas y caballos durmiendo la calle, tan tranquilos.

Estás loco me dijeron al llegar, mañana no se te ocurra. Mañana volveré, pero mejor preparado.

dscf5863

Un ejemplo, abrí la ventana de mi baño para airear después de mi ducha matinal. En pocos segundos no había nada de agua en el alfeizar, solo hielo. Se me mete en casa, me gusta tener invitados y más, compañía.

Tenía razón Don Alfredo: cero grados, ni frio, ni calor. Por debajo, Don Alfredo, hace mucho frio.

Anuncios

Un comentario en “Por debajo del límite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s