Five love

No te ves o no quieres verte. Por eso, no ves a nadie más.

No te quieres, por eso no quieres a nadie más.

No eres feliz.usa_nov_08-286

Estamos en un momento muy importante de nuestras vidas. Tenemos una edad que nos sitúa, exactamente, en el epicentro de la catástrofe. Toda vida tiene un instante de amor de verdad.

Lo que mata es el pensar.

Lo único que es inútil es el tiempo pensando que estamos solos. El día más irremediablemente perdido es aquel en el que no nos hemos reído. Dejar de hablar es lo único que ayuda a escuchar. El niño que corre esta dentro de todos nosotros, da igual la edad que tengamos.

Un lamento que nace en lo más hondo del ser.

El silencio es peor cuando uno sabe que no lo puede romper. El amor perdido sigue siendo amor. La vida tiene un fin, el amor no. El sencillo acto de hacer feliz a quienes nos rodean. De verte perdida en ese sitio en donde los niños ni si quieran saben que se les mueven los pies. Cada amor es irremplazable, tiene muchas formas, nunca es igual. Aunque sea con la misma persona. Pero nuestros ojos son distintos.

Tienes paz cuando la tienes contigo mismo.

No dejamos de pensar en lo que hemos perdido. Hay que trabajar con lo que se tiene. El odio o el rencor contenido se estancan y se convierten en veneno. Olvido y recuerdo, ¿Cuándo se deja de recordar? ¿Cuando se deja de pensar en una cosa todos los días? o ¿Cuando deja de doler un recuerdo?

La inteligencia de las cosas pequeñas.

La felicidad esta en los pequeños detalles. Contraste brutal entre tu apariencia y tu verdadera naturaleza. Diferentes niveles. Dormir sola por las noches es lo mismo que no tener nada. Enamorarse de quien menos nos conviene. Días de agua, de gas, de humo, de piedra, de tierra, de plomo. Días de luz, de cosquillas, de salitre, de sudor y risas, días de ti, días de mi, días de uno más uno, no son solo dos.  

Pero a veces las cosas cambian. A veces pasa.

Solo hay que querer ir al cielo, para llegar a él. Aunque sea ese cielo incoloro, inconcreto, escaso, de quienes no aprendimos a rezar de pequeños. ¿Sabes volar? Yo ahora sí. Sígueme.

Déjate llevar, las cosas importantes están detrás de la piel. Y si, son cuatro.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s