Alone in the Dark

Alone in the Dark

Tres días he salido por la noche desde que estoy aquí. Los tres me quede con ganas de más y añoré a muchos.

El primero el último. Hace dos noches. Día grande del pueblo, la noche anterior a Thanksgiving. Todo el mundo vuelve a casa y se anima el pueblo. Gente joven, por fin. Comienzan a las siete u ocho y alarmados aguantan hasta las tres. Es un dia de reencuentros, y de muy buen ambiente: ¿Cómo vas? ¿Qué fue de tu novio? Hace mucho que no nos vemos, ¿Por qué no me llamas? Tenía ganas de verte, estás más guapa que nunca, siempre te recuerdo en…, nunca he dejado de pensar en ti,…y esas cosas que se dicen a las personas que han pasado por tu vida de una manera u otra.

Yo había quedao con los más viejos del lugar, llegué tarde, siempre haciéndome de rogar, y ellos me sacaban unos cuantos vasos y algunas cervezas. Eran ocho y dos mujeres, todos de más de 45 años, compañeros de fatigas, de deporte y de escuela incluso. Viejas historias y confianza mutua, compañeros de vida. Me recibió uno muy simpático hablándome en español, más fluido de lo normal debido al líquido elemento. Se empeñaron en que cogiese su ritmo y con paciencia fui remontando. Decidí no acudir al vodka, para no invocar viejos fantasmas. 

Todo el mundo se congrega en un bar, estaba lleno, con muy buen ambiente. Yo el único foráneo, yo lo único exótico, lo demás lo de todo los años pero más viejo. Me estaba gustando y a cada trago tardaba más en volver con mis compañeros, iba a saludar y conocer. Estaban todos, los típicos de todos lados: los modernos, las guapas, las gordas vestidas de guapas, los gordos gritones, los borrachos flacos, el veterano que bebía como un púber, el púber que nunca llegaría a veterano, los deportistas, los listos, las felinas, las separadas y los solitarios. Todos, también el listillo, y como no me toco a mí la breva.  Pero salió escaldado con mi corto, pero rápido inglés. Me crecí más, me contuve de llamar al vodka. Y empecé a ver que había mucho grande, estaba encantado. Se unió al grupo un viejo rockero, el mejor, curtido, músico y granjero, duro de roer.

Ya estábamos casi a la par, el que me hablaba en español, dejo de hacerlo, también en inglés. De hecho dejo de hacer todo, ya no se podía ni mover. Solo gritaba de vez en cuando. Cada vez menos palabras, más risas, más gritos, menos cervezas. Uno de nosotros era igual que el pelos, pero más musculoso. Todo era más cercano y más gracioso, ya estábamos a la par, tuve que frenar. Salí a hablar por teléfono, tarde lo suficiente para perderme una ronda. Esa que marca el punto de inflexión. Ya no se hablaba, pesaban las cabezas y se movían rápidos los pies. Rob, el que me invito, necesitaba de la mesa para sostener su cabeza. Así derrotados y tambaleantes se despidieron hasta el próximo año. Pensé que me iba a quedar solo con el rockero, pero como era perro viejo y saciado, también recogió velas.

Solo ante el peligro y con mi sombra en los talones decidí exprimir un poco más la noche. Tome otra con un conocido (solo le había visto otra vez en un festival) pero estaba muy ocupado: borracho y persiguiendo viejas amigas para ocuparse de mi. Así que conmigo mismo, un poco desdoblado ya, me dirigí al último bar. Es el típico bar de teleserie, con logo de Harley Davison en el escaparate, música en directo y regentado por la madre de Máscara, que tiene más batallas que canas y sigue eternamente joven. Estaba muy bien el ambiente, pero Bárcena queda muy lejos, y era día de fiesta para gente del lugar. Reconocí en la banda a varios: en la batería el de la ferretería, el cantante: el cartero, y el profesor de Taewondo arrimaba el ascua y el bigote a la exmujer de Rob,  madre de una de mis mejores alumnas. Tras un par de charlas, otra Budlight, y un reencuentro fugaz decidí retirarme antes de que tuvieran que sacarme por la puerta grande o con las botas puestas. Prudencia y templanza a las dos de la mañana, esto no es lo que era, ¿Cuándo podré por fin retirarme? Hace tiempo deje de tomar la última, ahora ni me apetece la primera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s