Alone in the Dark II

 

Después del partido de NBA se animó la gente, yo de los que más y salimos un poco de marcha. A los cinco segundos y tras varias palmas y ole, ya me había enfriado. Nada mencionable hasta el final, quedamos cuatro: Aurelio de Huesca y consorte americana, Arantxa de nombre vasco, pero de Talavera de la Reina y uno de Bárcena. El de Huesca, tras una mención del de Bárcena a su estómago vacío y la mala combinación de esta situación con el Vodka, apeló al coraje cantábrico para solucionar situaciones difíciles. Sin especificarle mi exactitud geográfica, Cantabria es muy grande (Pie de Concha esta en ella, de hecho), ni clarificarle que para estas lides menores no porto savia de Tejo. Acepte el reto, “¿doble?” pregunto. “sea pues” respondí con injerencia vascuence.

Fueron dos dobles. El regocijo le duró durante los tres primeros. En el cuarto empecé a soltarme. Le pedí limón a la camarera curtida, que no encurtida, ya no estaba para trotes, emulando a los U-2. Me hice amigo del hiperman más malo del lugar que portaba un abrigo digno de mención. hyperUna mezcla de matrix con abrigo de Karl Marx recubierto de abúndate pelo de algún animal, ideal para esconder recortadas o algo más grande. Por cierto, nadie conoce a los hiperman, que viejo soy, y eso que yo los conozco de oídas. Después me encontré con una compañera de juergas e instituto de Cheer, que estaba celebrando su cumpleaños. Unas cuantas décadas, más que prodigiosas ya. Y como regalo me pidió que estrechara relaciones, internacionales off course, con su hija menor. El retoño estaba de buen ver, pero elegantemente, le dije a Cheer friend´s que esa era su noche. Así que llame a Hiperman y los presenté. En el primer momento de confusión aproveché para volver con mis compatriotas.

Al regresar la cara de Aurelio era la misma que les quedó a sus antepasados tras oír la marsellesa. Tanto que Alicia, su consorte toco retirada y nos dejaron solos a Arantxa y a mí. No solo por el nombre, sino porque Talavera debe ser como Villaverde Trucios, siempre ha sido ella una más que digna compañera de batallas. Esta vez no fue menos.img_0534 Confraternizamos con un doble de Santiago Segura, en versión adelgazada, que resulto ser geógrafo oriundo. Y al que estuve a punto de hacerle perder su paciencia a prueba de rocas por mis indagaciones a cerca de su martillo. Para acabar el grupo se unieron unos franceses, de diversas procedencias, profesiones y gustos,  todos peculiarmente vestidos y encantados de encontrarse con unos vecinos. Concretamente con una vecina.

Estaba otra vez disfrutando de la experiencia noctambula y el saber estar de Cheer y maquinando la forma de confraternizar con un negro enjoyado y bailongo de unos 150 kilos, cuando nos sorprendió la luz. El bar se cerraba y ya no había más vodka que beber, ni pescado que vender. cheers friends

Anuncios

Un comentario en “Alone in the Dark II

  1. QUE GRANDE ZALO AHORA TE DA POR LAS MADURAS DE BUEN VER ESO SI HAY QUE RECONOCERLO. TUS SALIDAS SON COMO UN RELATO DE VALLE INCLÁN, HAY ESPEJOS DEFORMANTES POR TODOS LADOS Y LOS PECHOS DE ESA MUJER SON UN ESCANDALO. SABES ESCOGER …PERO UN POCO MÁS JOVEN TAMPOCO TE VENDRÍA MAL. POR EL QUÉ DIRAN ??. MEJOR LA HIJA…MENOS EXPERIENCIA PERO A ESAS HORAS LA DIFERENCIA ES POCO TRASCENDENTE. I LOVE THIS GAME, EL TUYO CLARO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s