El día de acción de gracias, es decir hoy mismo.

Hoy me invitaron a celebrar el día grande de los americanos, de hecho comencé a celebrarlo anoche, pero esa historia será para otro día.

Comienzo por el principio. Esta fiesta sirve para conmemorar el buen gesto de los nativos americanos  con los primeros hombres blancos (sin cuernos en la cabeza) que se instalaron en estas tierras. Los incautos colonos se vinieron con lo puesto (pero confiando en Dios) y les pilló el invierno, solo sobrevivieron gracias a los nativos que les dieron pavo y les enseñaron a cazarlo supongo. Al siguiente año en gesto de agradecimiento los colonos ya instalados les devolvieron el favor dándolos los mejores frutos de sus cosechas. De ahí viene Thanksgiving y lo del pavo.

 Al tercer año comenzaron a crear una nación confiaron en su Dios y exterminaron a todos los nativos. Bueno, no, a algunos les dejaron vivir confiados en reservas donde les dieron bien de alcohol y les dejaron poner casinos, porque en la patria de su Dios está mal visto el juego. Esta longeva tradición solo es fiesta desde hace poco más de sesenta años. No me extrañaría que algunos iluminados quisieran celebrarla en España como el Halloween de los huevos, perdón calabazas o el tostón de la Superbowl de Lama, iluminado pero no Lalai, por desgracia.  

Lo mejor es cuando mucha gente me pregunta como es Thanksgiving en España o si la tenemos. Yo digo que no porque nosotros matamos a los indios fuera de nuestro país y que como perdimos nuestras colonias no tenemos victoria que celebrar.

Los extranjeros aprovechan para viajar en este puente, que los americanos muchos no tienen pues trabajan el viernes. Aquí solo se descansa cuando toca, nada de puentes. Pero yo quería vivir como manda la tradición. Tuve suerte.family

Me invitó a cenar, cuatro de la tarde, el portero de mi equipo August Kunkel. Que además de buen portero, es buena persona, y su familia excepcional. El padre granjero, la madre enfermera, viven a las afueras de mi pueblo. En una granja típica de lago artificial, con 600 cerdos y unas cincuenta vacas limusinas. Si confabulan los astros y vivo aquí más año espero poder hacerlo en una de estas granjas. Es un lugar idílico para formar una familia.

Llegué puntual con un queso de Roncal y unas latas de anchoas de presente. Me hubiese gustado más pan de Calderón y queso de Paco, pero no hay más cera que la que arde. Estaban los abuelos y la familia de la hermana de la madre. Después de presentarnos y de tomar un vino casero que era tinto pero sabia Mistela, nos dispusimos a comer a la manera americana. Se hace siempre tipo bufet, se ponen todos los platos en la cocina o en una mesa y la gente pasa sirviéndose lo que quiera. Eso me gusta. Pero, lo que no me gusta, es que no sientan todos juntos en la misma mesa, sino que cada uno se sienta donde le da la gana. Con lo cual se dispersa la gente y no hay tanta unión. Y tampoco sobremesa. Me gusto que esta familia uso platos de verdad y también vasos y cubiertos. Porque en el resto de convites que he estado usan todo de plástico, y definitivamente no es lo mismo.  Eso si en todos se reza con anterioridad.

La comida estupenda (en concreto un plato de maíz y otro de judías verdes en salsa con cebolla crujiente), la compañía mucho mejor. Fueron amables, educados, divertidos, agradables, me sentí muy a gusto. Respetuosos, y cercanos. Gente de Bárcena. La verdad que la gente es muy amable en este país, pero de verdad, pues también son generosos. Me caen muy bien y esta familia más. Estuvimos hablando de España, de Europa y de cosas del pueblo. Fue muy agradable. Incluso me propusieron regalarme una gata. Y me lo estoy pensando.  

Les pregunté por el lago, y me dijeron que lo construyeron para usarlo para la granja. Es muy común por aquí, la mayoría de casas tienen un pequeño lago donde plantan un embarcadero, con barca y todo. Me gusta también. Me enseñaron la granja y sus tierras, todo rodeado de bosque, con abundante fauna. Tienen siempre carne de ciervo. Cuatro rancheras para la granja y tres coches para la familia, más tractor y segadoras. Es un país motorizado.

El abuelo, (me hace gracia aquí se presentan así: soy el abuelo, con orgullo,) se encargo de amenizar la sobre mesa con historias y con una invitación: Tiro al plato. Más de catorce escopetas en el coche. “Me gustan” me dijo “por hobbie, pero también tengo alguna pistola por home protection, espero no tener que usarla nunca”. Total que tras unas pequeñas nociones de seguridad me dispuse a realizar los primeros disparos de mi vida. Estaba tan concentrado que el primero fue un blanco perfecto, casi no deje subir al disco. “Me has mentido” dijo el abuelo “ese tiro  es de experto”. “Suerte” respondí pero cuando hice blanco el segundo y el tercero tuve que decirles que de pequeños en Bárcena siempre jugamos con carabinas. Y nuestros blancos son móviles y gritan cuando aciertas. Para decirles algo porque estaban flipando. Yo también pero, es que es facilísimo, igual he encontrado mi deporte. Total que estuve tirando como una hora con diferentes trabucos. Se me resistió una doble cañon, pero también la cogí el truco. Por encima del 85% según el abuelo. Al abuelo me le gané con mi eficiencia en el gatillo. Estaba al nivel de su mejor nieto. Después de gastar unos dólares en munición, es muy barata, nos fuimos a comer las tartas. collage3

Es usual escuchar detonaciones durante todo el día, aquí todo dios sabe disparar y a muchos nos encanta. Ahora seré menos duro con mis alumnos o dejaré de correr solo por el bosque.

collage22

Mientras comíamos el postre, hablamos de Dios, de  mi no creencia, de que los jóvenes no van a misa en España, de la universidad, de  mi familia, de la suya, así poco a poco se hizo la hora de marcharme. Nos hicimos las fotos de rigor y me dieron pastel y carne de venado para el camino y el típico consejo: conduce con mucho cuidado que hay muchos ciervos en la carretera. Me fui orgulloso de que me hubiesen invitado, contento de tener estas vivencias y añorando mi familia.

Mañana es viernes negro, el día de comienzo de las rebajas. Salvajes, las tiendas abren a medianoche o de madrugada. Esta es la otra parte de Americalandia. Quizás me acerque a mirar alguna escopeta, que no me hace falta licencia, por hobbie…

Por cierto, los Kunkel vienen de Alemania, lo llevan en la sangre. fotofinish

Anuncios

Un comentario en “El día de acción de gracias, es decir hoy mismo.

  1. PERFECTO, IDÍLICO. ME DAN GANAS DE MARCHAR PARA ALLÁ CONLA FAMILIA. IMAGINATE QUE NOSOSTROS EN VEZ DE ARMAR UN LAGO, HACEMOS UN CAMPO DE FUTBOL. SERÍA ACOJONANTE. TE VEO COMO JOHN WAYNE EN RÍO BRAVO. ME DA LA SENSACIÓN QUE TE EMPIEZA A HACER TILIN LO DE YANKYLANDIA. QUIZAS ME CONVENZAS PARA HACER ALGUN VIAJE CON TODA LA TROPA. VETE MIRANDO LO DEL TRABAJO Y TODOAS ESAS MINUCIAS.
    POR AQUI EN FUTBOL MARCANO EDU BEDIA Y CANALES YA ESTAN EN EL PRIMER EQUIPO Y DICEN LAS MALAS LENGUAS QUE ISAITO OTRORA DROGUERO DE COMILLAS, VA PONIÉNDOSE LAS MEDALLAS CORRESPONDIENTES.
    QUIZAS BIEN PENSADO LO DE HACER TIRO AL PLATO AQUI NOS SIRVA DE ALGO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s