Cosas de aquí

Cuando fui al médico del pueblo me preguntó que como había recalado aquí. Se sorprendió y me dijo: “esta ciudad era igual hace setenta años y seguramente seguirá siéndolo dentro de otros setenta”.  

“Para eso estoy yo aquí” le dije “para cambiar un poco las cosas”.

Ya tenemos un presidente negro, y la verdad es que parece ser que aquí todo va a pintar igual. Son muy pocos los negros que viven fuera de las ciudades en estos lares.  De hecho de 700 alumnos, solo conozco a dos negros. Mejicanos hay más, pero solo en los restaurantes, trabajando claro.

Ha empezado la caza, se oyen los disparos continuos y muy cercanos, hay mucha fauna, es un vergel. Da gusto ver la cantidad de árboles y animales que hay. El otro día paré en la carretera para ayudar a cruzar a una zarigüeya, fui decidido. Pero al ver sus garras, me lo pensé un poco. Al final paro todo el tráfico y ella no cruzó. Ten cuidado con los ciervos al amanecer y al anochecer que en esta época hay muchos. Los veo a diario, cuando voy a correr, hay muchos y grandes. Pero, pensé que exageraban, ayer en plena ciudad (casi en el centro) me cruzó una hembra a cuatro metros del coche. Ahora voy con más cuidado.

Pasé el carnet práctico. Consiste en circular unos 10 minutos sin provocar ningún accidente. Lo hice en el coche del vecino, porque yo tenía fundido un intermitente. Y tuve que pagar 19 dólares. Lo mejor los consejos de conducir tranquilo y relajado que te da el manual. Y al final aclara textualmente “sea cuidadoso pues, en los últimos años el uso de armas de fuego en la carretera ha aumentado la mortandad en las carreteras de Indiana”. El casco no es obligatorio, y el cinturón solo adelante. Welcome to Americalandia.

En cambio, los paquetes te los dejan en la puerta de casa, aquí nadie roba. Tampoco cierran los coches y casi nunca las casas. Les encantan las rifas y cualquier excusa es buena para rifar algo. Cualquier acto acaba con una rifa, sea lo que sea. En el colegio, nuestras reuniones acaban con una rifa de 50 dólares y un regalo.

Pero, viven aburridos. Al menos aquí. Se pasan el día en casa, con la TV y el ordenador. Han perdido la calle, no son nadie sin aire acondicionado o calefacción, ya sea en casa, el coche o en el trabajo. De hecho les he oído hablar varias veces de la temperatura ideal para estar en casa. Y no entendían que yo abriese las ventanas y me saliese al sol a estudiar y leer. “Están locos estos españoles” decían.

Son buena gente, muy amables, acostumbrados a la rutina y a la organización. Pero, son poco cariñosos, y a veces resultan fríos, más que los alemanes. Aunque son hipereducados, más que los españoles y sobre todo muy pacientes, más que los brasileños.

Viven juntos, pero recluidos en pequeñas islas, que son sus casas, sus coches, sus familias. Aunque también son muy solidarios, pero eso y Chicago es otra historia.

Anuncios

2 comentarios en “Cosas de aquí

  1. BIEN PERO CUENTAME COSAS DE CHICAGO, A CUANTO ESTAS DE ALLÍ VIVES CERCA DE LA CASA DE LARRY BIRD, EL PAJARO DE INDIANA, JEJE. EN SERIO PARECE ALGO IDÍLICO, NO SERÁ QUE ESTÁ EN UN PUEBLO AIMSH Y NO TE HAS PERCATADO..TANTA TRANQUILIDAD, BONHOMIA ME RESULTA ESCANDALOSA Y MARAVILLOSA. DESPERTAR, DESAYUNAR EN BUENA COMPAÑIA YA QUE NUNCA DICES NADA DEL SEXO OPUESTO, ATREVETE QUE ESTO SOLO LO LEEMOS TUS AMIGOS, SALIR A DAR UN PASEO, COMER ,DORMIR LA SIESTA, ENTRENAR CON TUS CHICAS, JUGAR AL SOCEER INDOOR, CENAR Y A LA CAMA. ES COMO EL DIA DE LA MARMOTA QUE VUELVE A EMPEZAR SIEMPRE. TENC UIDADO CON LOS CIERVOS Y CIERVAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s