De América al cielo

De América al cielo

El día antes de mi cumpleaños tuve mi primer regalo. El último ha llegado hace poco, aún habrá más. Ese fin de semana se celebró la feria anual de tractores y maquinaria agrícola antigua. Se realizó en el mismo lugar donde traduje para los mejicanos. Es un parque público con todas las comodidades para acampar, gratuito y con la infraestructura necesaria para realizar todo tipo de encuentros y eventos. Nadie me aviso que este era de los de la tercera fase. “Coge tu cámara” me dijeron y yo obediente la cogí, pero sin batería.

A la entrada del parque hay un recinto para pruebas de motor. Si, si un circuito para carreras de esas de coches donde solo aceleran en una recta y una mujer da la salida en medio de los bólidos. O para esos coches que se chocan hasta destruirse. Esta vez, estaba ocupada por tractores de todos los tipos competiendo por vencer en diferentes pruebas. Como que tractor es más rápido o que segadora hace más ruido, que tractor más pequeño es capaz de arrastrar mayor remolque, que tubo de escape contamina más o cuantas revoluciones alcanzan los tractores con volante de madera…sin más comentarios. Digno de ver.

Lo más grande de la feria es el aparcamiento. Hay más de uno y varios vehículos para llevar a la gente de los coches al recinto. Ni un atasco, ninguna cola, ningún problema. Todo organizado, planeado y sobre todo respetado. En España sería imposible hacer algo así. En Alemania no pueden porque solo les queda algún horno de antes del 45, y en Brasil no tienen tractores ellos usan mano de obra que es más barata, pero perecedera.

A la feria acuden en familia o manada. Lo tradicional es llegar el viernes, acampar y recoger el campamento el domingo. La inmensa mayoría llega con un autobús-casa, que son fabulosos. De verdad, si hecho raíces aquí, viajaré cincuentón en uno de esos. No acaban nunca cuando pasan por la carretera. Y como esto es Americalandia arrastran un todoterreno o una furgoneta enorme detrás. O dos Harleys. Bueno pues la gente aparca el autobús y se vuelve a casa a buscar la pedazo de ranchera que arrastra un tráiler donde suben el tractor antiguo, la segadora de exposición y no os lo perdáis: un quad o un carro de esos de golf para moverse por la feria. ¿Os imagináis que Cristo de vehículos? El sinsentido magnánimo llega cuando algunos tiene el carrito enorme cuatro por cuatro y con todas comodidades convencionales. O lo más espectacular cuando le ponen un remoque a la segadora, en el remolque un asiento de coche viejo y allí montan a la familia para pasearla por la feria. Disfruté como un enano, vaya panorama.

De esta forma hacen las típicas cosas que se hacen en las ferias. Comer, hablar, beber y comprar. Estuve a punto de comprarme una estrella de Sheriff antigua, pero como iba sin camisa, me rajé. Que soy de los pisos, no de Caballio. Y casi todo lo hacen montados en sus vehículos, compran desde el carrito y hablan desde el carrito. Es verdad, hay corros de carritos y la gente hablando. Tengo pruebas. Incluso hay lugares para estacionar los carritos. ¡Cómo no!, yo me di un paseo y lo tengo grabado.

Por la noche, llega lo típico, bebida y comida. Y una espectacular romería de luces que nunca sabes a que pertenecen. Me encantó este día, me sentí más explorador que nunca. Me quedo con ver como se movía la maquinaría de principios de siglo, espectacular y con el ruido de más de mil motores funcionando a la vez. Era como una sinfonía, era como un respirar, era espectacular. No me extraña que les resulte simpático cuando me ven moverme en mi scooter, bicicleta o zapatillas. América es América y Americalandia pues, otra cosa.

 

 

Anuncios

3 comentarios en “De América al cielo

  1. Hola Gonzalo,

    vaya aventuras que pegas!…espero que de todas estas vivencias salga un best-seller!

    un abrazo

    Mercedes

  2. te veo con tu familia en la mega caravana, asistiendo a la convención anual de tractores y remolques del estado de arizona. qué, cómo va la cosa, veo que viento en popa. no me cuentas nada de futbol…supongo que habras perdido esta semana y por eso no cuentas nada. si es que somos unos clásicos. por aqui bien hemos ganado y el proyecto de medio cudeyo marcha. el viernes tuvimos reunión y pusimos un poco de orden por ejemplo entrenadores que se van de vacaciones en plena temporada y cuando llegan al mes cobran integro lo que no han trabajado…como lo lees y entrenadores que avisan a otro de que no aparecen en toda la semana y se quedan tan tranquilos. esperandote claro si no se cruza alguna caravana con chica dentro con posibilidades y padre director de concesionario mastodóntico de marca americana.
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s