Soccer en tierras extrañas

Volví al fútbol. Esa fue unas de las razones de venir aquí. Me encanta entrenar, con pocas cosas disfruto tanto. Ojala pueda hacerlo siempre.

Llegué tarde, convencí pronto y comienzo a vencer ahora. Me sorprendí de los medios al llegar, más balones que en el Racing y dos campos de hierba natural para entrenar. 20 boys en un equipo, y 35 girls en dos. Me presentaron, me dieron las llaves y me dijeron: “queremos que el soccer mejore.” Me puse pies a la bola, observé y me sorprendí. Tienen buenas condiciones físicas, algunos también técnicas, pero ¿por qué no juegan bien? Porque no tienen cultura me respondí al segundo día. No han visto rodar un balón. No saben nada de fútbol, no es parte de sus vidas, ni de su historia son ajenos al resto del mundo. Quizás por eso no sean felices. Un ejemplo, empecé por el principio, les puse un video de Maradona jugando en el Nápoles haciendo malabarismos con el balón, en un calentamiento al ritmo de la música. No habían visto nada igual y me pregunta uno de los entrenadores: “¿eres tú de joven?, “si” le respondí con rotundidad no te comparan con Maradona todos los días “antes de romperme la rodilla” agregué.

Así que viendo el percal me centré, mejor dicho me sumergí en la tarea. Cogí a los porteros, porque nadie lo hacía y posiblemente sean los mejores jugadores del equipo. Mientras, hice una sesión tipo para los dos equipos, una planificación para la competición y una propuesta para la continuación del soccer durante todo el año, sin parón invernal. Y cuando parecía que iba a asumir el control total, me quedé sin autoridad. “Queremos mejorar pero no tanto, ni tan rápido”. “Tú puedes hacer lo que quieras en el soccer, pero este año ya está todo organizado”. “Así que no nos marees con este deporte extraño.” “El próximo año modificas lo que quieras.” No me lo dijeron así, pero a buen entendedor sobran las palabras aunque sea en inglés. Entonces me acorde que también era profesor. Y el superintendente me paga por eso. En resumen, ahora entreno a los porteros y al equipo mayor de chicas.

Me cortan el césped como y cuando yo lo pido. Tengo sesiones de video, pizarra, dos campos, el material que he pedido me lo dieron, elijo que jugadores entreno en función de las necesidades y tengo dos asistentes en los entrenamientos y otro más en los partidos. El último fichaje es un cura baptista criado en Argentina, que le encanta el fútbol y quería traducirme. Pero, yo soy como Aragonés, no me hace falta traductor, solo le pregunto algunas palabras. Con su presencia tengo de todo ya.

Me ha costado mucho que empecemos a jugar bien, pero, por fin lo hacemos y vamos a llegar al torneo regional en el punto álgido. Luego vendrá el sectorial y quién sabe si el nacional.

Es duro entrenar en otra lengua, pero me acuerdo de Aragonés y me digo “joder él lo hace en turco”. Me imagino que la gente que vea los partidos alucinará con mis instrucciones en rudo inglés. Pero, más alucinan con la intensidad y presión que empezamos a tener. Los árbitros son malísimos, muchos son de baloncesto que pitan en soccer en verano. Pero, son fácilmente maleables pues no tienen ni idea, ni ganas de discutir.

Hay cosas curiosas, nadie se pone delante del balón en las faltas, los cambios son ilimitados, las tarjetas amarillas te obligan a cambiar al jugador. Se para el tiempo y no se prolonga. Y si expulsan al entrenador tienes que irte del partido. ¿A dónde? No lo sé, aún.

Lo mejor es el comienzo, tienes un tiempo cronometrado para calentar. Luego tienes que formar, presentan una a una a las jugadoras y antes de comenzar tenemos que saludar a la bandera y escuchar el himno. Luego podemos jugar. Cuando suena el himno toda la gente de los campos aledaños se paran y saludan a la bandera. Da igual que estén paseando al perro, cortando el césped, jugando al tenis o incluso haciendo cross country. Todos se paran, casi me da algo el primer día. Es surrealista. Los entrenadores se ponen la gorra en el corazón. Yo me mantengo en una segunda discreta fila.

Así que disfruto de lo lindo de este bendito deporte, y aprendo a tratar con estos proyectos de mujeres. Que cada día me sorprenden y cuando parece que vamos a mejorar, resulta que tenemos que volver a empezar. ¿Por qué? Porque tienen baile o cheerleader meeting, porque llueve, porque tienen que trabajar, o fiesta de no sé qué o no sé que de fiesta…Así que hace unos días he cogido el látigo y ando conjugándole con la zanahoria y parece que va funcionando la cosa. Pero, no dejan de sorprenderme.

El último partido las predije unas cosas, las di unas instrucciones y se cumplió todo. Pero durante el partido en vez de cumplir su tarea y jugar venían a felicitarme por lo bien que las había animado y motivado. Inaudito.

Ya se ve el sello, y aunque tengamos las uñas pintadas no dejamos de arañar. Mis medios centros muerden y las defensas no engañan, ni dejan botar nada. El otro día agredieron a mi mejor defensa, que aguantó el agarrón del cuello. Puso a la otra en el suelo, se sentó encima y la propinó cuatro puñetazos en la cara dignos de un Torina- Buelna o un Tropezón-Monte. Ni que decir tiene que es la capitana del equipo ahora.

Varios árbitros me han felicitado por el juego del equipo sorprendidos por la intensidad. No les queda nada que ver.

P.D. Esto lo escribí ayer, hoy ganamos cuatro cero a domicilio con solvencia y para sorpresa de todos menos yo.

Anuncios

6 comentarios en “Soccer en tierras extrañas

  1. SI SEÑOR, ASÍ ME GUSTA, ESPERO QUE ESTÉS ENSEÑANDO ALGO
    MÁS QUE INTENSIDAD POR SUPUESTO, NO LO DUDO, BUENA LA HISTORIA DE
    LA NUEVA CAPITANA, ESOS TORINA РBUELNA DE SABOR AÑEJO DEBES
    DEJARLOS ATRÁS Y PREOCUPARTE DE APRENDER EL HIMNO YANKEE QUE POR
    LO VISTO FALTA TE VA A HACER. IGUAL ACABAS EN GUANTANAMO CON EL
    COMPAÑERO FIDEL O TEN CUIDADO NO SURJA UN ROMANCE ENTRE LA MADRE
    DE ALGUNA JUGADORA Y MR SILIÓ. ESE CURA ARGENTINO DEBE SER UNA
    HISTORIA ESPECTACULAR ESPERO TENER NOTICIAS DE ÉL MUY PRONTO. POR
    OTRA PARTE HE METIDO A PABLO ANTÓN DE PREPARADOR FÍSCO Y LE HE
    HECHO UNA OFERTA PARA ENTRENADOR Y ME DICE QUE ESTE AÑO PREFIERE
    TENER EL FIN DE SEMANA LIBRE. COMO DIRIA TU ABUELO CAGUENDIOS,, HAY
    QUE TRABAJAR ALGO….UN ABRAZO HASTA MA√ëANA

  2. Así me gusta, a este ritmo van a tener más intensidad que
    los equipos del mismisimo Ricardo…(creo que media tabla) Tu
    comentales que si puedes volver a competir en la nike, que tienes
    una espinita clavada. Por cierto, no se si lo sabes, pero soy
    profesor, ya no coordino, y volveré al fútbol de la mano de Julio
    en Medio Cudeyo, pero ya sabes que si necesitas un preparador
    f√≠sico y/o entrenador de porteros…siempre disponible, jejeje
    Suerte

  3. Gonzalo, campeón!!…tú sí que vales!.

    Gracias de nuevo por tu relato…

    Un beso muy fuerte desde un frío Frankfurt

    Mercedes

  4. Gonzalo, disfruta de tu estancia en Yanquilandia, y vuelve, Nico y Martín te esperan, el fútbol aquí sin ti no es lo mismo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s