Brasil é mixturado.

Lo mejor del encuentro fue la gente. Los que me invitaron, no por esto, sino por lo que hacen, por lo creen, por lo que luchan, por su fe, por su rabia y su confianza, por su ejemplo. Muito grato.

Una vida

Un cubano. José Luis, coordinador de un proyecto de alfabetización cubano que se vende por todo el mundo. Venden el método a diferentes gobiernos y envían expertos para formar a los técnicos. Hasta en España lo hacen, y toda Asia. Viva Cuba, Viva la revolución. El cubano lo era por los cuatro costados. Cincuentón, negro, abierto y con mucha marcha en el body. Me sorprendió con un encantado de hablar español, porque aquí, no lo puedo hablar en ningún lado, ni en el bar, ni el centro, ni las tiendas… ¿Normal, no? Pensé yo y comencé a tirarle de la lengua:

J.L: Ahora estamos mejor, queremos a Fidel, y temíamos a Raúl, que no le queremos, pero ahora estamos mejor. ¿Qué porqué? Ahora tenemos móvil, y podemos comprar más cosas, además ese dinero lo recauda el gobierno que es quien vende los productos. Así que tenemos más dinero. En Cuba se vive muy bien. Yo estoy fuera por trabajo…lejos de mi familia,…pero bien.

Lo que esta es encantao, que lleva una vida de golfo buena. El sábado apareció con una camisa ajustada naranja, que no dejaba nada a la imaginación, de lo que tenía y de lo que quería. Vino a buscarle el típico caliente del pueblo y fueron a dar una vuelta. Volvió tarde pero recto para dar ejemplo. Me trató de cine, como un colega, como un paisano.

Dos vidas

Otro cubano. Blanco, grande, con aspecto de deportista de élite, también cincuentón, con una mujer brasileira de más días y dineros que el. Otro encantao, este con el braguetazo. Era buceador, vivía con su madre y se caso con ella que lo trajo para Brasil. Enamorado y feliz de su dicha, de oficio buceador y de beneficio marido. No trabaja, pero tiene tarjeta y se sigue formando. Nos involucró en sus estrategias de amor para que dijésemos a su mulher que hablaba bien español para que se pusiese al teléfono cuando llamaba a su madre a la Habana. ¿Os imagináis la escena? Majísimos, buena gente me han invitado a su casa de la playa, PIPA se llama, así que ya sabéis como lo voy a pasar el próximo fin de semana. Di las gracias y formalice una foto para inmortalizar tan peculiar encuentro. Estábamos hablando en la fiesta los cuatro ( dos cubanos, brasileira y uno de Bárcena) cuando fuimos interrumpidos…

Tres vidas

Nada más llegar me fije en el. Y luego comprobé que el también en mi. Callado, ausente, con mala cara, irradiaba dolor, se le veía perdido, e incómodo. Unos treinta años, mozo de campo, y manco. Acababa de perder una mano entera, aún llevaba vendas. No hablaba con nadie, se apartaba y rehuía contacto. Yo siempre le saludaba, incluso con más simpatía que al resto. En una ocasión, coincidimos solos y con una disculpa me pregunto por mis orígenes. Charlamos y seguimos a lo nuestro. Después, me volvió a preguntar alguna curiosidad que tenía. En la fiesta, le vi muy suelto. El vino volaba, nada sacia su ansia. No había licor más fuerte que su hiel, no había dulce para su amargura. Se me acercó, muy alegre y contento, me invito a bailar, a beber, me ofreció de todo, me ofreció su amistad, me dijo que si me gustaba Brasil, le dije que mucho y se lleno de orgullo y me dijo: Brasil e mixturado amigo, aquí todo es mixturado…

Se fue contento y yo me quede aún más que el. Buena gente escribí en mi cuaderno, y mientras hablaba con los cubanos… cuando fuimos interrumpidos…

La hiel del manco rebosó y estallo una buena briga, hubo ostias de verdad. De desespero, sin vacilaciones, nada le importaba y lo daba todo, de esas que hueles la rabia…de esas que no se habla, que los golpes son sordos y secos. Se pegaban como se pega cuando se tiene razón o mucha rabia. Se metió el cubano, alguno más y se salvo la cosa, porque nadie defendió al manco. El la había liado, el lo necesitaba. Yo casi me meto, pero una voz me dijo al oído, tu estas convidado, vámonos nosotros a un sitio más tranquilo, que esto es peligroso. Entregado me deje llevar.

Ya había bebido yo tres vasos y notaba como golpeaba mi sangre acelerada, pero esta no era mi briga…

Cuatro vidas

Augusto, fue el objeto de la rabia del manco. Negro, careca (calvo), muy curtido, con muchas noches y más soles sobre su espalda. Pequeño, pero muy duro. Pero tranquilo y alegre, no pudo con tanta hiel. Dolido en su orgullo y bebido, me explico la pelea. Vi su dolor, no por los golpes, sino por miedo. No dejaba de mirar a su espalda, ni no se alejaba de la gente. Yo me sorprendí cuando la coordinadora retiro y guardo bajo llave todo objeto punzante…

Cinco Vidas

Yo no me fije en el, pero el sí en mi. Joven, alimentado y estudiante. Pero con aire de Toñocuu o Portilla. De esos que se quedan mirando como las vacas al tren. Yo era su tren. Servicial, atento y simpático. Pero poco agradable, pesao e incómodo. Es lo que tiene ser de fuera me dije, para armarme de paciencia.

Viernes a la noche.

Você sabe onde tomar banho? Empezó el.

Si, gracias, ya fui, respondí complacido

Sábado a la mañana.

Você precisa alguna cosa? Va a ir a tomar baño? Me dijo.

No gracias, iré luego, dije sorprendido.

Sábado a la tarde.

Agora va ir a tomar banho? Repitió. No sé, ahora voy a descansar. Dije, para evitarle.

Sábado a la noche en la fiesta.12 horas

Ya había bebido yo tres vasos y notaba…

Você va a tomar banho agora antes de dormir? Pregunta interesado.

Me doy cuenta, le agarro del brazo y le digo: Es la tercera vez que me lo preguntas, ¿me puedes decir porque?

Nâo entiendo responde.

…como golpeaba mi sangre más acelerada

Mecaguendios, tu entiendes demasiao.- Salió de mi boca impulsado por mi entrecejo. A la vez apretaba su brazo más y se tensaba mi brazo derecho que ya estaba un poco más separado de mi cuerpo.

Nâo se enfade, nâo quería molestarle…-balbuceo sonrojado y preocupado.

Anda, vete y déjame en paz…-acabé, intentado relajarme, mientras con lucidez comprendía toda la situación, e incluso recordé que entró en el baño mientras yo me duchaba ese mismo día. Las vacas el tren… ¿eh?

No acabo aquí todo. Me levanto al día siguiente para ducharme. Y está en la entrada del baño con otros dos. Me cago en su puta madre, aunque no pude vocalizarlo. Le miro mal, muy mal y entro a la ducha de mala ostia ya. Cuando empiezo a jabonarme, muy joputa entra en la baño con la disculpa de mear. Me saluda, y de la mala ostia que tengo no puedo ni contestarle, ni mirarle. Estuve a punto de lanzarle el champú a la voz de arranca julandrón. Era eso o decirle lo de: “oye, no te confundas que yo no soy la putísima de tu madre” de otras ocasiones…

Al final, me tranquilice en la ducha fría, entro otro tío, que luego que vi que era compañero del, y no solo de clase, también de andanzas. Y rompí a reír por la situación tan surrealista cuando volvió de nuevo, esta vez con un calzoncilluco azul y minúsculo por toda indumentaria.

Me fui riendo, rápido y veloz, para mitigar mis ganas de darle lo que se merecía, que no lo que quería. De pasada casi pago los platos rotos el pobre sapo enorme que disfrutaba de toda la escena.

Pero, el muy cabrón era incombustible, y al final del día vino a despedirse y presentarme excusas por si me había molestado. Añore estar en Bárcena, para correrle a pedradas, no por julandrón, sino por pesao.

Mas, esto es Brasil, es mixturado.

Anuncios

Un comentario en “Brasil é mixturado.

  1. Mis felicitaciones Gonzales tu escrebis muy bien, es muy bueno compartir tus experiencias con nosotros perdón la molestia te llamé demasiado hoy!!! y deberias escrebir una novela!! escrebis muy bien, de una manera que nosotros quedamos con ganas de leer todo, deberia ser un escritor, poeta, oye el Jueves me voy a Campiña hacer un curso, regreso en lo mismo día ya tienes algo planeado para ese fin de semana?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s