Um poco mais de Brasil. Cosme de Francia.

El domingo di un paso más. Mejor dicho un remo más, pero antes, voy a lo más vidente. Si me estrené, no os preocupéis que no es grave, gajes del oficio. ¿Qué oficio? A ver quien acierta:

1. Discusión dialéctica con nativo sobre la injusticia social y la avocación a la violencia para subsistir, con funestos resultados para los foráneos.

2. Demostración práctica de la cultura de la furia en deportes colectivos, sin rehusar nunca el contacto físico.

3. Consecuencias de la agitada y afectuosa vida brasileira.

Si, habéis acertado, lo de siempre, que no se retroceder, ni apartarme.Después del choque alguien comentó, son otras culturas…

Bueno, pues sigo. El domingo fuimos al rio, si, eso es, un rio del Brasil. Tal y como os lo imagináis: enorme, oscuro, silencioso, rodeado de árboles cuyas ramas se adentran en el rio, o quizás sea al revés. El rio inunda sus troncos.

Justo debajo del barrio histórico hay un barrio pescador bastante pobre. De esos a merced de las riadas, donde las calles acaban en el rio, o quizás sea al revés. El rio inunda sus ruas. Encontramos a Cosme preparando cebo para pescar. Fijamos el precio, la ruta, aceptó y tras coger sus materiales nos llevo al embarcadero y el rio. Nos distribuyo en la barca y nos dio un remo a cada uno. En el muelle habia unos raqueros tirándose al agua de forma acrobática, cuando nos acercamos pude comprobar que no eran solo mozuelos, habia casi hasta abuelos. Disfrutaban del domingo.

El rio espectacular, pero mucho mejor el barquero. Nos resumió sus 59 años, sus ochos hijos, sus varios trabajos, sus ganas de llegar a la jubilación, su gusto por Europa porque el se llama Francia, su apoyo a Espanha en la eurocopa y demostró su pericia y control del rio. A él no le gusta el mar, (vive a 5 minutos de barca) prefiere el agua calma del rio, y también los peixes que el extrae.

Las vistas de la ciudad, la paz del rio, el sonidos de los remos y la custodia de las garzas crearon un ambiente único. Aqui siempre hay mucho de todo y como no, también garzas. Cientos vigilando el rio, y rompiendo su formación en un elegante vuelo para anunciar nuestro paso. Nos falto solo pescar. Eh, ¿visteis? Descubrí la fábrica de Selva…

Antes de acabar, Cosme que ya estaba suelto, nos metió por un brazo estrecho del rio. La barca mediría unos cinco metros, y viví la típica imagen de canoa por debajo de las ramas, esperando ver caer a algún compañero víctima de alguna certera cerbatana. Al llegar al final del recodo dice Cosme: bueno ahora quíen dirige la barca que yo estoy cansado. Yo iba con Enma, americana, judia, estudiante de Yale y Fernanda la dueña de mi casa. La mirada burlona de Cosme me media. Claro dije, en Bárcena tenemos embalse. Lo más duro fue cruzar la cano de poa a proa sin caerme, ni volcarla. Me cedió su sitio burlón y me explicó un poco. ¿Lo hiciste alguna vez antes? Mi hermano antes pescaba respondí. No le expliqué que solo lo hizo un año, que lo hacia con caña y que una vez se quedo atrapado en el rio porque se le metio el agua en las katiuskas.

Me dejo la barca cruzada, y entre los árboles. Se fue para adelante y lo siguiente que dijo fue: la próxima vez podeís iros sin mi, que el ya sabe manejarla. La puse recta, y con certeros remazos la saque del atolladero. Al final me calenté y quise atracarla yo esquivando otras barcas y cueras. Cosme me vió tan decidido que me dijo: bueno, bueno, muito bem, agora melhor lo fago eu…no vaya ser que me jodas la barca chaval que te veo muy lanzao, ¿que eres de Bárcena, mecaguen…?

Para acabar la faena, Cosme nos invito a su casa a probar unos peixe y enseñarnos a su nieta más pequeña. Como no tenían un sarao montado en la casa con música a tope y media familia allí. Los demás pecadores nos dijeron que el próximo viaje nos llevaban ellos, ya tengo elegido al siguiente:

Dice que tiene una barca con motor y llevaba más alcohol que agua el rio. Por eso debe llevar bermudas naranjas, para cuando se cae.

Fijaros como brota aqui todo, un pequeño bosque en una rama.

Os voy a ir dejando que mañana tengo mi primer examen en portugues, bueno el primero escrito que pruebas he tenido varias.

Todo mi apoyo a Pepín, en estos momentos aciagos, ya no quedan hombres como los de antes, fieles al partido. El detalle, Cosme como los buenos, cogió el dinero y sin contarlo, se lo guardo debajo del sombrero. Hombre de palabra, gente fina.

Um abraço.

Anuncios

3 comentarios en “Um poco mais de Brasil. Cosme de Francia.

  1. despues de una ojeada en los dieferentes relatos de las aventuras del ruso-polaco-sueco-caguendios en tierras brasileiras, me quedo con la sensacion de haber conocido una mirada nueva, a veces tierna, otras veces un poco dura pero siempre sincera, nunca injusta.

    espero nuevos episodios…

    PS: me gusto mucho tu descripcion del dia de la puta, sobre todo por ser yo parte del objeto de la critica.

  2. joder, ayer se me olvido preguntarte cual fue el motivo y origen de ese ojo amoratao….la proxima vez que hablemos haber si te acuerdas de contarmelo, que a mi se me olvidara.

    Y sigue escribiendo que nos encanta leerte y saber de ti.

    El rojo parece que resiste un poco mas……siempre adelante!

    Cuidate.

  3. Nos quedamos con la opción 1, ya que te conocemos muy bien y sabemos que te gusta mucho defender tus ideales (eso te lo enseñó muy bien tu querido profesor de Fiósófia, Martín) jejejejeejje. Bueno, en realidad, cualquiera de las 3 opciones prodría ser la correcta, ya nos lo aclararás. Muchos besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s