Goles y sudores

Hace ya tres semanas. El martes jugamos futbol sieben, en campo de hierba bueno y mojado, un poco. El cielo, mi equipo con uno menos, corrí tres campos. Estoy en el cielo, si existe yo solo quiero eso, jugar al fútbol. Es imposible jugar con uno menos, pero me divertí como un enano.

Después , nos dijeron, que al día siguiente , teníamos un partido a las afueras de Frankfurt. Así que encantado me apunte a jugar. Resulto ser casi de UEFA el partido porque tuvimos que hacer 60 km para jugar. Haceros una idea de la motivación de esta gente, después de trabajar se hacen ese camino para jugar al fútbol.

Jugamos en un campo muy tipo el Torina, la pelota botaba más que la cadera de Marino. El rival parecía serio, destacan un Gascoigne con malas artes en el centro, un delantero Ravanelli, un central durísimo y el mejor una especie de media punta de 2 metros. Pensé que me tocaba rascar banquillo, pero no. Me dieron la manija y con el 16 a la espalda. Mi sueño.

Empecé mal, perdí los tres primeros balones que toque. Malos controles, el bote imprevisible. Pero como los grandes seguí jugando sin importarme. Me hice sitio, acoté mi zona y empecé a llegar. Primer gol, me anticipé, robé, y golazo de Ivo, un zurdo que juega bien, y la pega mejor.

Saque de banda ofensivo, entro en el área amago de apoyo y voy de ruptura, recibo de cabeza en la esquina derecha del área pequeña. Me llega a marcar le dosmetros muy sobrado. Le gané el salto, cayó a suelo y el remate rozó la escuadra. El partido era mío.

Minuto 25, ganamos el partido. Vuelvo a anticiparme al Gascoigne, salgo como un rayo y se me cruza un libre de la misma edad que Beckbanuer, pero mucho menos estilo. Se derrumbó con una pequeña finta y me planté ante el Tobar. Era gordo y viejo, pero sabía del oficio. Me tapo bien, amagué de interior palo largo, pegué mal y me salió una semivaselina que rompió el partido. A partir de aquí jugamos a placer, pero sin abusar, con tranquilidad. Lo mejor es que acabé a tope a pesar de haber jugado el día anterior. Ahora mismo casi un mes después estoy mucho peor.

Lo mejor. Después de ducharnos y bebernos unas cervezas en el vestuario, fuimos al bar a beber más cervezas y comer salchichas. Mientras veíamos la selección alemana. Me encanta esta gente, son como de Bárcena. Allí estuvimos tranquilamente una hora dándole, con los del equipo contrario. El típico Lázaro del equipo rival me dijo “du spilst hart” y yo le respondí” nein, ich bin hart”.

El postre. El árbitro tenía unos 70 años, se calzó atuendo deportivo y se bebió unas siete cervezas tranquilamente. La arrancadera incluida (tipo Lolo Caballo) se iba para casa y le dijo un gordo que estaba en la barra( tipo Vargas) que les sobraba una cerveza de las que pidieron. Acto seguido dejó la bolsa y se dispuso a finiquitar la sobrante. Allí le dejamos. Por cierto, era clavado a Luis Aragonés, hasta en la mala ostia.

Después he seguido jugando pero mermado por el cansancio que me produce el dolor de espalda y por el menor ritmo de entreno (hace frio). Ahora estoy en época de carga, espero llegar pletórico al torneo de Diciembre. Así jugamos contra los listillos de Panic Ostend, que son el equipo tipo Fraguas contra el que jugamos en el torneo este verano. Se acordan de mi. Y más después de este partido. Ellos tendrían una media de unos 35 años y todos están en forma. Nosotros una media de cuarenta y cinco, y por que la bajamos tres jóvenes que sino más alta. Y la forma fue un recuerdo de épocas pasadas. Además, jugamos sin portero. Así que el panorama estaba claro. Aún así empezamos ganando todo el primer tiempo y acabamos perdiendo de uno y ellos pidiendo la hora. Yo no jugué muy bien, pero pude repartir. Gané todos los duelos, y fallé un gol. Mi especialidad, anticipación, carrera, rompe al central y me planto delante del portero. Pero no encontré momento de chutar, y al final lo hice con el lateral encima que desvió mi tiro. Lo más destacable que volvió jugar el tonto turco que se parecía a Queco y que es un cobarde y el tipo payaso jugando. No para de hablar, de quejarse, de hacer entradas feas y luego nunca mete el pie. Ni que decir tiene que tuve mi primer rifirrafe y que dos veces mordió el polvo. La última, casi al final, espectacular. Balón suelto el con ligera ventaja, pero yo con más decisión. Metí, cargué el muro y el quisó chocar pero acabó revotando. ME ENCANTA. Se oyeron : , Super GONSALO, SÖn GONSALO.

Pero estoy jugando peor, estoy un poco mermado, los campo están peor y mi capacidad técnica sufre. Además, me dan más responsabilidad ofensiva que la que puedo aportar y me pesa un poco. Hoy jugamos casi nevando, frio, ha llegado y se va a quedar. Marqué dos goles, di otro, metí otro en propia, pero estoy lentísimo. Es la puta espalda que juego como trabao.

La próxima semana tenemos un torneo de cuatro equipos de futol-7. Espero llegar bien.

Ya os contaré. Un abrazo y contar con mi aliento en Aguilar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s