Ich spile FussBall und liebe FussBall

A nadie da de ganar esa locura que hace que el hombre

sea niño por un rato, jugando como juega el niño

con el globo y como juega el gato con el ovillo de lana:

bailarín que danza con una pelota leve como el globo

que se va al aire y el ovillo que rueda, jugando sin saber

que juega, sin motivo y sin reloj y sin juez.Poseída por el fútbol, la plebe piensa con los pies, que es lo suyo,

y en ese goce subalterno se realiza.

E. Galeano.

Os cuento la última novedad, el sábado me levante para ir correr. Tras Dreizig minutem me encontré a un amigo (Mika, escritor iraní) en el Grunenburg Park. Que me dijo que si quería jugar con ellos al fútbol, que era un torneo y podría jugar con algún equipo porque el suyo estaba completo. Obviamente le dije que si, fui corriendo a casa a buscar las botas y volví vestido para la ocasión.

Resulta que era un torneo que organizan dos tipos (creo que eran albañiles) todos los años. Construyen unas porterías, ponen unas pequeñas carpas, barbacoas y cervezas. Y se organizan un torneo con liguilla y eliminatoria.

Me pusieron en un equipo con uno de los organizadores que jugaba de portero, así que pensaba que tenía un buen equipo más aún cuando vi que nadie quería jugar de defensa.

Me equivoqué éramos los más flojos. Pero aún así lo dimos todo. Sobre todo yo. Acabé reventado jugando desde las 10.00 a las 18.00. Y ese que fui a correr antes, que si no ganamos el torneo.

En mi equipo no defendía ni dios, me tocó a mí. Me Salió bien: you play is very hard, you play strong, Spanier bin Stark…

Además, en el partido que nos jugábamos el pase a las finales marqué el gol en el último minuto. Marca de la casa, anticipación defensiva, apertura a banda e incorporación al remate. Mal pase, violencia por el despeje, me la llevo, me coloco y marco. Pasamos a la semifinal.

Semifinal contra un equipo tipo los de Fraguas, listillos y fantasmillas, damos la sorpresa y nos adelantamos con un golazo de cabeza en un córner. Si también marca de la casa. Que cabeza tengo, no solo para viruta. Después multiplicación defensiva y sólo pudieron empatarnos con un golazo por la escuadra. En la prorroga tuve el pase pero me la paró el portero cuando le había tumbado ya. Tenían un delantero tipo Queco, guindilla, que le tuve que enseñar un poco los tacos. Por cierto, el público aplaudió mis cortes, Dios me sentí futbolista. Claro me pudo la presión y mande mi penalti al larguero, y no pasamos a la final. Pero me han invitado a jugar los martes los socios de un club de fútbol.

Acabé reventado, tengo la espalda que flipaba el masajista que me atendió hoy. Me dijo que necesito masajes diarios.

P.D, tuve que chocar con un par de muros, comprobaron que toda fuerza tiene su reacción. Después no me buscaban en el choque, pero ando rápido que he perdido algún kilo…Un viejete que venía de curtido, probó el amargo sabor del pasto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s