La calle del revés

“Quienes se niegan a especular son traidores al futuro”

A.N. Whitehead.

España, curioso país, is different, además para todo. ¿Por qué siempre hacemos las cosas de formar tan peculiar?. ¿Y demasiado a menudo, tan mal?.

Quien no comparta conmigo esta afirmación, por favor, que se asome a la luz catódica y alucine. Inmersos como estamos en pleno proceso de paz, seguro que habrá noticias para apuntalar mis anteriores afirmaciones.

Unos asesinos en banda ofrecen un tímido pero esperanzador brazo. No para luchar sino para rendirse. Respuesta: se fragmenta la sociedad ante tal pequeña oportunidad. Unos escuchan y otros no quieren hablar, criticando y atacando a quienes siguen creyendo en la comunicación como básico instrumento para el consenso humano. Freire, lo siento. Tu comunicación aquí no tiene ni comunidad ni mucho menos sentir común.

Se anima el país y se llena la calle. Pero todo es un galimatías. ¿Quién captará más votos?

Los nostálgicos defensores del régimen son ahora afónicos abanderados de la libertad y democracia que antes tanto temían y reprimían.

Los revolucionarios piden mesura y muestran calma.

Las plataformas y foros ciudadanos por la paz están crispados (gritan e insultan en la calle).

La justicia la determinan las víctimas, no ya los jueces.

¡La calle es nuestra¡, gritan todos.

Aznar rectifica: “de haber sabido que no había armas de destrucción masiva, lo hubiese dicho”. Gracias, ahora si sabemos lo que hay: cadáveres.

Donde hice, hace cuatro años, ahora digo qué haces. ¡Ah¡, y no compares, que es de mala educación, antes España iba bien.

Los que insultan y gritan no agreden, pero si son agredidos. Ellos también son vascos. ¿Quizás por ello también puedan insultar?

Pero, tranquilos estamos, pues hay cosas que no cambian:

El hemiciclo sigue siendo patético. ¡Qué espectáculo!. ¡Viva el Gran hermano¡.

La ilegalizada sigue siendo Batasuna, Navarra no se negocia y De Juana sigue en la cama.

Las víctimas quieren venganza, pero ahora, esta se proclama. ¿Se ha quitado la venda la justicia?

Los que insultan y menosprecian con total impunidad llevan traje, corbata y escolta.

Una patada en los huevos sigue siendo dolorosa, a la par que deshonrosa. Cuando haya algo que lamentar ¿Cómo lo llamarán mártir o daño colateral?

Los más humildes son violentos y los bien vistos, transgresores.

Los nadie siguen llegando, muriendo ahogados y ahora olvidados. Paso de la patera al cayuco y tiro porque vuelven las galeras.

Los señoritos siguen gastando, pero de lo suyo ni “pa” chicles.

Un café sigue valiendo 80 céntimos y los de arriba, siguen en la azotea.

Obelix dixit “estos hispanos están locos”, cuando el resto va, nosotros ni siquiera estamos.

No problem, don´t worry, Galeano apunta un remedio andaluz:” Al mal tiempo, buena cara, y a las hambres, guitarrazos”. Esperemos llegar al juicio final con alguna opción, eso si, sin furgoneta.

Zalo Silió

29/marzo/2007

P.D. Quien sea afín al grupo PRISA que olvide lo leído y respete mi “BOICO”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s