Retales

Buscando en el baúl de los recuerdos cualquier tiempo pasado es mejor. Aunque el tiempo nunca es perdido, yo sigo solo con mi pena, sola va mi condena. Perdido en mi corazón. Que rojos son tus labios que negras tus verdades. Porque yo sin ti no puedo respirar. ¿Tu eres sin mi? yo solo soy contigo. Yo llevo en el cuerpo un dolor que no me deja respirar, el mejor de mis pecados el haberte conocido. Mi único castigo el recordar. No hay peor nostalgia que añorar lo que nunca jamás sucedió. Hay que ser tonto pero, yo no puedo dejar de pensar en ti. Irremediablemente en ti. Afortunadamente en ti.

No puedo obligarte a que me quieras, sabes que no puedo dejar de quererte. Tan solo quiero tu calor. Si el invierno viene frió, quiero pasarlo junto a ti porque lo más lejos, a tu lado. Tú que apareciste por casualidad. Uno más uno, ¿no son dos? Quiero ser el único que te muerda la boca. De noche espero que lleguen a ti los gritos de mi corazón. Quiero que tus manos tiemblen cuando me escuchen hablar.

Se que no me olvidarás, se que no te olvidaré. Alejarme quiero, alejarme de tu silencio. Sueño con el placer de reencontrar el limbo de un tiempo que se nos va. Puedo ponerme humilde y decirte que no soy el mejor, que me falta valor. Pero, en esta vida hay algo peor que el fracaso: el no haberlo intentado. Puedo ponerme digno y decirte: toma mi dirección, cuando te hartes de amores baratos de un rato me llamas. Pero este pez, sigue muriendo por tu boca.

Este calvario, esta cura de humildad, estas ganas de nada, menos de ti. Han cerrado mi corazón porque aunque a los dos no sobran los motivos para decirnos adiós. Yo prefiero decirte hasta luego. Estas frases me suenan a despedida, no se si es lo último que te escribo. Solo se que en esta vida todo llega por eso yo sigo adelante.

Maneras de vivir, yo sigo aquí esperándote. Pero la fuerza del destino ¿nos volverá a unir? Cuando brille el sol te recordaré si no estas aquí, cuando brille el sol ¿olvidarte de ti? Quiero saber si contigo la vida no se acaba nunca. Porque mientras espero me muero y me estoy volviendo loco, poco a poco. Nunca te esperado tanto, a un minuto de ti, te seguiré.

Si volviera a nacer, si empezara de nuevo, volvería a por ti noche tras noche. Un amor que pasa, otro llegará pero yo no puedo pensar en ti.

Sin ti nunca regresaré al lugar donde te conocí. ¿Sin ti? No seré yo, seré otro. Seré lo que yo quiera ser, seré, sin que sepas de mi, aquel que más te quiso nunca. Tu amante bandido.

Zalo Silió

Madrid 6 de junio de 2005

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s