Ave fénix

La mayor gloria no consiste en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que lo hacemos. Pero, ¿qué difícil es cuando solo tengo tu ausencia como apoyo? ¿Cómo evito pensar en ti cada mañana cuando abro mis ojos? ¿Cómo transformo mi dolor en fuerza para levantarme? ¿Por qué tengo que luchar por soportar el día, si yo solo quiero verte a ti? ¿Por qué solo puedo sentir tu ausencia?

Sé que debo remontar el vuelo, que puedo descansar pero no rendirme, sé que recordándote no hago más que dañarme, pero, ¿que me queda de ti sino recuerdos? Ya no estas. Solo mi pensamiento te retiene, solo mi amor te busca ansiosamente para darse de bruces una y otra vez con tu ausencia.

Lo peor es que no puedo hacer nada por recuperarte, al igual que nada hice para perderte. Entregarme sin condiciones, fue mi sentencia, pero no volveré cometer el mismo error. Luchare por recomponerme para poder ofrecerte de nuevo mi corazón. Pues aunque sea absurdo, negativo o imposible mi única esperanza para sanarme es el oír de nuevo la magia de tu risa que ya nunca oigo pero, sigue viva en mi cabeza. Ver de nuevo la ilusión en tus ojos aquella en la que me emborrache poco a poco. Aquella que me produce esta resaca que me supera.

Cual Ave Fénix renaceré de mis propias cenizas, para ser el mismo que te hizo vibrar, soñar, reír y llorar. Aquel que, lo sabes mi amor, fue quien más te quiso nunca. Aquel a quien enseñaste a sentir el amor. Porque entregado a la lucha, con nervio y corazón, persistiré hasta a agotar la última oportunidad. Dominaré mis sueños y pensamientos para poder gozar de esa oportunidad que ambos nos merecemos. Lo sabes, pues sino no huirías. Sé que te asustó, pero mi niña no vuelvas a esconderte. Porque el único lugar donde estarás segura es mi corazón.

Con la certeza de que mi última oportunidad llegará. Lucho cada segundo por vencer a mis fantasmas y resurgir imponente, cual Ave fénix, de las cenizas de nuestra pasión. Saldré reforzado de este valle de lágrimas y dolor pero no merecerá la pena tanto sufrimiento sino vuelvo a disfrutar de tu calor, Pierogi.

Zalo Silió

Principios/Marzo/2005

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s